Temas Especiales

07 de Feb de 2023

Nacional

Roban cable del aeropuerto de Colón

Se trata de un tramo que da energía a la pista que colinda con una zona de invasores; aún no hay detenidos

Buscan convertir aeropuerto de Colón en uno de carga
El aeropuerto ‘Enrique A. Jiménez’, de la ciudad de Colón, puede recibir vuelos chárter y de carga.Cedida

Un tramo de 300 metros de cable que provee iluminación fue hurtado de la pista de aterrizaje y despegue del Aeropuerto Enrique Adolfo Jiménez, ubicado en la provincia atlántica.

La noticia cayó como un balde de agua fría para los empresarios esperanzados en los planes de reactivación y reforzamiento de actividades comerciales con inversionistas y compradores de la región; no obstante, el hurto atrasará la entrada en funcionamiento del aeropuerto.

El hurto ocurrió hace unas dos semanas, según confirmó a La Estrella de Panamá el ministro de Seguridad (Minseg), Juan Pino. El titular explicó que la pista colinda con un monte “bastante alto” en el que se refugian los “sin techo”, razón por la que pidieron a Tocumen, S.A. –con quien comparten la responsabilidad del aeropuerto– la colaboración para limpiar el monte.

Para evitar que se repita esta situación, la Zona Libre de Colón pretende construir una cerca que colinda con las áreas de invasores, para aislar la zona de intrusos o al menos delimitarla.

Se ha reforzado la seguridad en el aeropuerto con 13 agentes del Servicio Nacional Aeronaval y del Servicio Nacional de Fronteras. “Los uniformados se percataron del faltante cuando pasaron revista en los vehículos y vieron que la luz de la pista no encendía”, explicó el ministro.

Para lograr su funcionamiento, Pino aseguró que varias zonas de la infraestructura fueron rehabilitadas luego de haber desalojado a invasores. En este sentido se diseñó una zona para aduanas, migración, la sección de la policía. La Dirección de Investigación Judicial, equipada con cámaras que cubren la parte interna, no logran captar las imágenes hasta la pista.

El aeropuerto aún no funciona, pero los planes de los empresarios colonenses buscan convertirlo en un hub de carga aérea, así como funciona el canal seco de la carretera que une el Atlántico con el Pacífico, o la logística que gira alrededor del Canal de Panamá. Intentan que el aeropuerto de Colón sea un punto de importación y exportación de mercancía desde y hacia la región.

La Zona Libre de Colón está en proceso de desarrollar una avenida de naciones, en la que cada país cuente con un espacio para ofrecer sus productos comerciales, culturales y culinarios. Apuestan a que podría ser un gran atractivo para la zona franca, y para el turismo de compras con el que pretenden traer de 200 a 300 personas semanalmente. Para estos planes se requiere la operación del aeropuerto y reactivar la provincia que concentra el 30% del desempleo del país.