Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Polígrafo

'Lo malo es que haya sumisión del Ministerio Público hacia la Presidencia'

El procurador Eduardo Ulloa asegura que no será sumiso al poder presidencial, por eso dice estar dispuesto a imprimir eficacia en su gestión, a esquivar las llamadas de quienes buscan beneficiarse en un caso y a empoderar a los fiscales

'Lo malo es que haya sumisión del Ministerio Público hacia la Presidencia'Larish Julio | La Estrella de Panamá

La administración de justicia pasa por uno de los momentos más críticos en cuanto a credibilidad se refiere. El Ministerio Publico, ha sido una pieza clave que durante la pasada administración gubernamental evidenció una sumisión al Ejecutivo y selectividad en los casos de alto perfil. Eduardo Ulloa toma las riendas de la institución y promete efectividad e imparcialidad en el actuar institucional. Visualiza la relación con el Ejecutivo como una de respeto, y rememora cómo, en aquella época en la que trabajo de fiscal, aprendió a evadir las constantes llamadas de los interesados en casos delicados. Hoy se sienta ante el Poligrafo.

“Soy una persona mesurada en cuanto a que procuro analizar mucho mi toma de decisiones. Trato de ponerme en el lugar del otro antes de juzgar, trato de no realizar juicios 'a priori' sin tomar en consideración el entorno”.

¿Qué acciones específicas piensa adoptar para devolver la credibilidad de la ciudadanía en la institución?

Lo principal es tener claro cuál es el objetivo de la institución y el papel que juega el Ministerio Público (MP) en la sociedad. Cuando un fiscal acude a un juicio, siempre se les presenta como el representante de la sociedad, pero a veces no se tiene claro cuál es esa función y es lo que nosotros queremos recuperar. Hay acciones concretas, primero tenemos que empoderar a los fiscales y dejarles claro cuál es su objetivo. El cumplimiento de la ley, la persecución de los delitos, la imparcialidad, la objetividad, el tener claro que el MP no está para responder a ningún interés en particular o ningún sector de poder específico, sino a cumplir aquella misión que la ley le impone. A veces nos enfocamos en los casos de alto perfil, que son importantes para la incidencia del país, pero hay una cantidad enorme de panameños que acuden al MP y no encuentran la respuesta y eso genera un sentimiento de frustración.

La ley ha sido la misma antes y ahora, ¿qué va a ser distinto con Eduardo Ulloa que devuelva la credibilidad?

Sí la conocen, pero la dinámica del trabajo los hace burocratizarse y empiezan a ver cada caso como un expediente más y se olvidan que detrás de cada caso hay una vivencia, una víctima. Ahí es donde queremos llevar un liderazgo para sensibilizar a la institución de tal manera de crear una institucionalidad de cada uno de sus funcionarios con la convicción de la tarea de justicia y buscar la verdad. No quedarnos en el cumplimiento de una estadística de cuántos expedientes saco en el mes y perdemos un poco nuestro objetivo.

'Lo malo es que haya sumisión del Ministerio Público hacia la Presidencia'Larish Julio | La Estrella de Panamá

¿Qué garantía brinda usted, tras la experiencia inexplicable de la administración pasada, que realmente imprimirá un trabajo imparcial y que no responde a intereses particulares de cualquier sector?

Yo creo que hay factores que son propios de la persona y que contribuyen: uno es la integridad como ser humano. La preparación académica y de la institución con principios y valores. Cuando tienes una preparación que te permite comprender tu función, una formación académica que te permite tener una convicción y un criterio jurídico propio que te da seguridad de tu actuación y a determinada situación, lo haces en base a la convicción. En ese escenario, tú tienes la capacidad para defender ante cualquier persona, ante cualquier medio o poder, la legitimidad de tus actos. El problema es cuando no tienes esa formación y te sometes a esa inseguridad y a toda una serie de factores internos que influyen en tu decisión. Pero si tienes los factores y sabes cuál es tu función, y la experiencia, tienes un criterio jurídico propio, tienes una convicción de principios y valores que te van  a permitir actuar con independencia.

Pero usted debe saber que le van a hablar por teléfono para que les ayude, empresarios adinerados, otros con casos delicados... ¿cómo va a esquivar eso?

En eso estamos claros. Eso siempre se ha dado y uno lo ha vivido. Cuando estuve en el MP manejaba [casos] de alto perfil o económicamente importantes por la cuantía que involucraba y siempre recibía algún tipo de injerencia.

¿Cómo hacía, entonces?

Yo siempre pude mantener mi criterio y la convicción de que jamás firmaría algo con lo que yo no estoy de acuerdo o convencido. Hace unos día narraba que cuando estaba en la universidad y era dirigente estudiantil, salía a las calles a protestar y a condenar a los funcionarios y luego uno se pregunta, ¿no será que uno es muy severo con esas exigencias? Una cosa es estar del otro lado y otra distinta en el cargo bajo la presión de afuera. Pero yo te puedo decir que cuando estuve en el cargo de fiscal, recibí presiones de distintas latitudes y supe hacerles frente y no ceder porque siempre ha sido más importante para mí tener la conciencia tranquila o el criterio jurídico propio que actuar por otros motivos. Yo me sentiría muy mal. Yo no me veo realizando una actuación o firmando algo que no considere que está dentro de la ley.

“Cuando estuve en el cargo de fiscal, recibí presiones de distintas latitudes y supe hacerles frente y no ceder porque siempre ha sido más importante para mí tener la conciencia tranquila o el criterio jurídico propio que actuar por otros motivos”.

Diga tres adjetivos que lo definen...

Yo te diría que soy una persona mesurada en cuanto a que procuro analizar mucho mi toma de decisiones. Trato de ponerme en el lugar del otro antes de juzgar, trato de no realizar juicios a priori sin tomar en consideración el entorno en que la persona lo hace, y soy una persona muy honesta frente a los demás. Eso es algo que yo valoro en las personas que me rodean y con las que trato. Cuando a uno no le gusta algo, decirlo, y ser asertivo en la forma en que se dice.

'Lo malo es que haya sumisión del Ministerio Público hacia la Presidencia'Larish Julio | La Estrella de Panamá

¿Qué va a hacer usted cuando le salgan los fantasmas de la pasada administración?, ¿cómo nos va a ayudar a esclarecer si hubo o no un caso justificado?

Es parte de la evaluación que tenemos que hacer porque recuerde que los casos están en distintas instancias. Hay expedientes que están en el Órgano Judicial, algunos con decisión, otros próximos a decisión, algunos próximos a audiencia, hay otros en el MP.  Estos últimos permiten tal vez una mayor dinámica que podamos recuperar algunas cosas. Los otros hay que ver si existe alguna posibilidad jurídica de realizar alguna acción. Si no, tendríamos que depender de acciones judiciales frente a la situación de esos casos.

En la administración de Kenia Porcell, hubo un grupo de personas allegadas al poder que cobraban por libertades, el grupo conocido como 'La Taquilla'. ¿Qué piensa hacer con eso?

Lo que sí puedo asegurarle es que durante nuestra gestión en el MP no habrá ninguna fuerza o injerencia externa que pueda desviar el objetivo de las decisiones. 'La Taquilla', 'la 'llave', eso no va a existir mientras yo lidere el MP. Si algún funcionario se ve tentado y nos damos cuenta, tenga la certeza de que saldrá del sistema inmediatamente.

¿Investigaría a 'La Taquilla'?

No hay nada que en nuestra administración no sea objeto de investigación, y todo aquello que tengamos elementos para investigar, lo haremos.

¿Qué haría usted si la ciudadanía cuestiona su actuación a tal punto que afecte la institución?

Yo creo que lo importante es dar la cara a la ciudadanía y tener los fundamentos legales y constitucionales en los que uno fundamenta su actuación. Cuando uno actúa con transparencia, rendición de cuentas y cuando uno fundamenta las decisiones, uno tiene una comunicación amplia y sincera. Así mismo con los medios, no se trata de ser amigo o enemigo de ellos, sino entender que son el canal por el cual se transmite a la ciudadanía lo que está haciendo el MP. Esa comunicación directa hará que fluya la relación.

¿Cuál será su plan de trabajo?

Tenemos objetivos claros. Uno es revisar el modelo de gestión de la fiscalía, eso no está funcionando, se ha creado una distancia entre la realidad y el Sistema Penal Acusatorio. Eso es algo primordial. Tenemos que revisar la repartición del personal. Tenemos más fiscales superiores, pero hay que hacer una reingeniería de su ubicación. Hay que profesionalizar la institución y en eso nos hemos quedado atrás, al menos en la tecnología. Tenemos que restablecer el nivel de las relaciones con diversas instituciones que ayudan en la lucha contra el crimen, tanto a nivel nacional como internacional, que por lo que hemos podido recoger hasta ahora están en un nivel muy bajo. Además, crear una dinámica nueva entre los fiscales y funcionarios.

Sé que se ha referido al tema de Odebrecht, pero me llama la atención cómo en cinco años la investigación quedó centrada en solo tres años de administración gubernamental, y con un acuerdo con la empresa muy cuestionable. ¿Usted puede hacer algo de oficio en este caso?

Yo creo que ese es un caso que por lo emblemático y que está abierto, aunque dependiendo de una decisión judicial, es un caso que la ciudadanía reclama que se haga una revisión. Es un caso que en todos los países ha sido objeto de largas investigaciones, de largos procesos, y en el nuestro hay una sensación de que se limitó a un periodo determinado y se dejaron por fuera momentos importantes de la presencia de la empresa en Panamá y hay el serio cuestionamiento sobre el acuerdo de delación que se hizo con una información segmentada por parte de la empresa, beneficiándose de eso. Lo que antes era un solo rumor se ha venido comprobando con nueva información, así que ese acuerdo de delación puede ser objeto de revisión por parte de nosotros. O si alguien se benefició de ese acuerdo.

También se sabe de algunos fiscales que por hacer caso de órdenes superiores no tomaron las mejores decisiones. ¿Qué va a hacer con ellos?

Eso es parte de la revisión y evaluación que tenemos que hacer. Primero, revisar los casos y conversar con ellos. Nosotros tenemos pendiente reunirnos con varios grupos de fiscales. Quiero oír de ellos esa situación que se vivió en el MP y evaluar la posición de ellos frente a eso, y cuál fue el papel que ellos jugaron en esas investigaciones.

¿Cómo visualiza usted la relación entre el Procurador y el Presidente?

Yo creo que tiene que existir una relación de respeto. Se piensa que el MP tiene que ser ajeno al órgano Ejecutivo, pero una de las funciones constitucionales que se establece al procurador es servir de consejero a los funcionarios y es también el velar por el cumplimiento de la Constitución y la ley por parte de los funcionarios. Aquello de que no puede haber ningún tipo de comunicación entre los funcionarios de Presidencia y el MP, es más que todo una percepción que ha nacido por la influencia que el primero haya podido tener sobre el MP. Lo malo es que no haya ese respeto, lo malo es que haya una sumisión del MP hacia la Presidencia, ahí es donde está el detalle.

¿De qué forma imprimirá la eficacia en el MP?

Hay toda una serie de factores que tienen que ver con el modelo de gestión, la forma de accionar, el reparto de los expedientes, la forma de llevar a cabo diligencias, pero también tenemos que ser conscientes de que hay toda una serie de obstáculos legales que dificultan un poco la investigación de alto perfil. Yo he reiterado que este país está lleno de fueros, de privilegios procesales, de términos que someten igual a una investigación de alto perfil, que a una investigación de baja monta. Todas esas cosas, a la par que damos efectividad a los casos ya vigentes, tenemos que ir procurando dar los cambios para que la lucha contra la corrupción y el crimen organizado sea coherente, porque si me quedo en uno sin ver el otro, vamos a caer en el mismo problema.

¿Cuál será el mecanismo de rendición de cuentas frente a los casos que investigue el MP?

Nosotros estamos haciendo una evaluación de los casos de alto perfil para comunicar a la ciudadanía su estatus, pero yo creo que esto no debe ser cada final de año, sino que hay que mantener una comunicación constante porque interesan a la ciudadanía porque afectaron el erario público. Porque más allá de cuánto se llevaron, es cuánto se dejó de hacer con esos dineros que se perdieron. Hay que mantener informada a la ciudadanía de todo eso, el problema no es que los fiscales hablen con los medios, sino que sepan qué pueden decir y qué no. Cuando esa línea se tiene clara no hay ningún problema.

¿Qué garantía hay de que los dineros recuperados de los casos de corrupción en la administración pasada, hayan llegado a las arcas del Estado?

Eso tendríamos que revisarlo, porque efectivamente se hacen sumas referentes a informes judiciales y acuerdos, pero tendríamos que hacer una revisión real con el Ministerio de Economía y Finanzas de cuánto de ese dinero ingresó, y también hasta es importante saber qué tanto representa ese dinero frente a lo que la persona regresó. Porque a veces festinamos que la persona regresó $50 millones, pero si se llevó $200 millones pues el negocio salió redondo y si también hizo un acuerdo. Cualquiera así lo hace.

¿Qué es para usted la libertad?

Yo siempre he dicho que la libertad es el bien más sagrado que tiene el ser humano después de la vida. La libertad en todos sus aspectos, la libertad física, la libertad de expresión, la libertad de decisión es lo que le da al ser humano su identidad.

¿En qué situación estaría usted dispuesto a mentir?

Yo creo que la mentira nunca puede ser vista como una virtud, pero si tuviese que hacerlo en un momento dado, sería en una situación en que la mentira no perjudica, pero sí puede causar algún tipo de beneficio o tranquilidad a alguien. Una mentira piadosa a alguien para darle tranquilidad (ríe).

¿Qué normas de transparencia va a aplicar en el MP?

Nosotros esperamos ajustarnos a todas aquellas normas existentes en cuanto a la publicación actualizada de la planilla, la misión, objetivos, etc. En materia judicial, para nosotros es importante la comunicación de lo que estamos haciendo y el contacto directo. Antes se vio afectado porque a veces la cabeza determina la actuación del MP.

En nivel de honestidad, ¿para usted es lo mismo robarse una gallina que robar un millón de dólares?

El ser humano es uno. No concibo una persona que me diga que es honesta en su hogar pero que en la institución es deshonesta. La diferencia está en el daño que se hace y si el castigo es equitativo para cualquiera de los dos. El que se roba la gallina porque va directo a la cárcel y el que se roba los millones pero que tiene dinero para defenderse en su proceso para permanecer en libertad. Ahí es donde está la equidad y la justicia que hay que ver, pero en cuanto a la honestidad creo que no hay diferencia entre coger una pluma u otra cosa, porque es cuestión de oportunidad.

PROCURADOR

El nuevo jefe de los fiscales impregna su impronta en el Ministerio Público

Nombre completo: Eduardo Rubén Ulloa Miranda

Nacimiento: 12 de septiembre de 1963, Panamá.

Ocupación: abogado

Resumen de su carrera: Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas, Maestría de Ciencias Penales y Criminología. Laboró más de 28 años en el Ministerio Público. Asistente de la Fiscalía Primera Delegada de la Procuraduría General de la Nación. Fiscal Cuarto de Circuito, Asistente Ejecutivo de las Fiscalías I y IV Superior del Primer Distrito Judicial, Titular de la Fiscalía Tercera y Cuarta Superior. Ocupó de manera provisional los cargos de Fiscal Primero, Segundo, Tercero y Cuarto Superior del Primer Distrito Judicial de Panamá.