Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Política

Partido Popular entrega el corazón

PANAMÁ. Era difícil caminar en el Gran Salón del Palacio Dorado. La cantidad de gente que se dio cita en la Convención del Partido Pop...

PANAMÁ. Era difícil caminar en el Gran Salón del Palacio Dorado. La cantidad de gente que se dio cita en la Convención del Partido Popular fue suficiente para que la temperatura empezara a aumentar.

El acto empezó cerca del mediodía con la intervención del presidente de ese colectivo, René Orillac, desde ahí todos la enfilaron contra la oposición. El blanco común era Ricardo Martinelli.

Entre los objetivos de la convención estaba ratificar la alianza con el PRD y la designación de Aníbal Culiolis como candidato a la Vicealcaldía junto a Roberto Velásquez del PRD. Culiolis fue el segundo en el uso de la palabra y entregó a Balbina Herrera el apoyo de los populares: “Balbina no tiene que ponerse ninguna máscara porque ella es una mujer auténtica”.

La adrenalina subió al máximo cuando llegó Balbina Herrea junto a Rubén Arosemena, “Bobby” Velásquez, y demás personalidades del gobernante PRD.

Rubén Arosemena, en su intervención también fustigó a la oposición: “son unos cobardes que no se atreven a reconocer que el país ha avanzado en estos 4 años”.

En la mesa principal una figura política sobresalía, ayudado por varios asistentes, Ricardo Arias Calderón, el eje intelectual de la Democracia Cristiana y uno de los más incisivos enemigos de la dictadura, saludaba a los presentes y con un abrazo manifestó su apoyo a Balbina. La misma que un día dijo: “Civilista visto civilista muerto”.

Arias Calderón, se levantó de su silla de ruedas para manifestar su apoyo a Balbina Herrera. “Ni mis 75 años, ni esta enfermedad, podrán hacer que me abstenga de seguir la pelea por los ideales de la democracia cristiana”, sostuvo.

El ex vicepresidente de la República, aseguró que ya podía “abrazar” a Balbina.

“Ya se terminó la pelea entre panameños, la lucha entre panameños, ahora yo puedo estrechar la mano y saludar a nuestra candidata”.

Ni Martinelli se salvó de las palabras de Ricardo Arias Calderón, quien manifestó que no mencionaba su nombre porque “se le ensuciaba la boca”.

“Yo me pregunto si se atreve a decir cuánto hace esperar a sus proovedores para pagarles”.

Arias Calderón hizo un llamado al dueño de los supermercados, asegurándole que él era un político viejo, pero no era corrupto. “La gente no se da cuenta que es un Chávez panameño, de la extrema derecha”.

Hasta la misma Balbina Herrea reconoció como histórica la alianza de los estrella verde con el PRD. “Jamás hubiésemos podido pensar que estos dos partidos formarían una alianza por el pacto META”.

Herrera dijo que el PRD había reconocido sus errores y que después del 90 habían hecho una reingeniería total.

Las palabras de la candidata oficialista también fueron para el gobierno de la ex presidenta Mireya Moscoso, cuando aseguró que se encargaría de limpiar esa mala imagen que dejó la primera presidenta panameña.

Balbina continuó con su discurso, esta vez centró su ataque contra el candidato de la Alianza por el Cambio, a quien invitó a que presentara su declaración de bienes. “Quiero ver que Martinelli presente su declaración de bienes, pero no lo va a hacer porque le quita la plata al productor comprándole barato y vendiendo caro”.

Herrera finalizó diciendo que los “Mesías” se habían terminado.

Los ánimos llegaron a caldearse, por el calor excesivo y el hambre, incluso hubo quienes se pelearon por una botella de agua.