25 de Sep de 2022

Política

¿Leyes panameñas anacrónicas?

PANAMÁ. El caso de la doble nacionalidad de Bosco Vallarino podría quedar en un limbo jurídico.

PANAMÁ. El caso de la doble nacionalidad de Bosco Vallarino podría quedar en un limbo jurídico.

Si las autoridades judiciales y electorales aplican la ley a Bosco, tendrían que aplicársela a decenas de panameños que se encuentran en la misma situación. Entre estos, los panameños residentes en el extranjero que tienen doble nacionalidad y los privados de libertad que ya han sido condenados.

El Tribunal Electoral establece claramente en el Decreto 9 del 2 de julio de 2007 por el que se reglamentó el voto extranjero, que sólo podrán votar quienes no tengan suspendidos sus derechos ciudadanos.

Sin embargo, el ex magistrado del TE Guillermo Márquez Amado opina que para la institución es difícil llevar un control de cuántos nacionales, no sólo los que residen en el exterior, sino también quienes aparecen en el Padrón Electoral, se encuentran en la misma situación que Vallarino.

“Hay vacíos en la reglamentación electoral. No hay forma de sancionar a los extranjeros que voten sin estar inscritos en el Padrón Electoral”.

Márquez Amado explica además que en la Constitución no existe una reglamentación que trate el tema de los candidatos con doble nacionalidad. “La Constitución debe modificarse, eso es lo que está claro”.

Sin embargo explica que el caso Vallarino debe manejarse conforme a lo que establece la ley. “Hay que revisar con detalle todas las normas y convenios que existen”.

Apunta que las autoridades deben tomar en cuenta que ya venció el periodo de impugnaciones y la posibilidad de que se presente un recurso de nulidad contra la candidatura de Bosco Vallarino.

LEYES PRIMITIVAS

Renato Pereira, da un soplo de aliento a la candidatura de Vallarino. “La doble nacionalidad no debe impedir a un panameño ser candidatizado a un puesto de elección popular; mira el caso de Ingrid Betancourt, con dos nacionalidades fue candidata presidencial en Colombia”.

Pereira considera que las normas panameñas en ese sentido y muchos otros son primitivas. “La tendencia mundial es la libertad a las personas sin que existan fronteras”.

Agrega que en el caso de Vallarino el Tribunal Electoral tiene que ceñirse a lo que establece la Carta Magna y verificar qué ciudadanos se encuentran o no dentro del marco legal. “Votar en las condiciones de Bosco o ser candidato en esas condiciones acarrea una pena de hasta seis meses de cárcel.

La presidenta del Colegio Nacional de Abogados Marta López de Martín comparte el mismo planteamiento. “Aquí no hay que interpretar la ley, simplemente hay que hacerla cumplir”.

Respecto a los vacíos en la Constitución que han surgido a raíz del caso Vallarino, la jurista manifestó que las leyes también deben actualizarse. “Nada puede ser eterno, todo debe actualizarse”.