04 de Oct de 2022

Política

¿Premeditación o casualidad?

PANAMÁ. La casa playera de Roosevelt ‘Lito’ Thayer tuvo un Viernes Santo especial. Allí se reunieron viejos amigos quienes —entre risa...

PANAMÁ. La casa playera de Roosevelt ‘Lito’ Thayer tuvo un Viernes Santo especial. Allí se reunieron viejos amigos quienes —entre risas y tragos— parecían entregarse mansitos al sonido de las olas y a su mejor discreción. Porque lo primero que hay que decir es que ninguno de los presentes daba crédito a lo que veía. ¿Perredés históricos reunidos con Martinelli? ¿Dónde estaba Balbina? Allí llegaron Alejandro Ayala, Francisco Sánchez Cárdenas, Mitchel Doens, Talo Vidal, Eduardo ‘Rumba’ Alfaro, Pablo Arosemena, Pablo Thalassinos, Jorge Evans, Ramiro Vásquez Chambonet, Enrique Pretell, Pedro Pereira, Nicolás González Revilla, Miguel Antonio Bernal, Juan Luis Correa, Ricardo Martinelli, Mario Boyd y Chándex.

Thalassinos, ex ministro de Educación de la Presidencia de Balladares, empero, se retiró sin probar bocado. Justo al salir se encontró con Sánchez Cárdenas que llegaba relajado con su hijo. Justamente, el médico de Balbina.

LA POLÉMICA

El sábado por la noche, sin que nadie hubiese publicado nada de la reunión, Sánchez Cárdenas extrañamente llamó a algunos medios de comunicación social. Quería denunciar haber sido víctima de una ‘encerrona’, una trampa para desprestigiar a la dirigencia del PRD y para mostrar supuestas fricciones en el equipo de campaña de Balbina Herrera. Cárdenas, un perredista de tuerca y tornillo, no podía permitirse comer paella con Martinelli. De hacerlo, sólo podía haber dos razones: o la traición o la encerrona.

¿Por qué Sánchez Cárdenas llamó para aclarar el sábado por la noche si la paella fue el Viernes Santos a mediodía? El ex ministro habló ayer con La Estrella y asegura que todo fue a raíz de un correo electrónico que recibió y en el que le advertían que usarían ese encuentro para ‘fregar’ políticamente. En pocas palabras, Sánchez Cárdenas se molestó, dice, porque su encuentro con Martinelli fue casual y no algo que él sabía que iba a pasar. “Eso no se le hace a un amigo.. todo estaba arreglado. Si ellos sabían que iba a estar Martinelli ¿por qué no me lo dijeron?”, se pregunta el ex ministro. Y va más allá. “Voy a dejar todo en man os del Comité de Ética del partido. Ellos deben decidir si lo sancionan a Thayer”, advirtió.

LA OTRA CAMPANA

Pero Lito Thayer tiene su versión: “¿por qué él y Mitchel se quedaron más de tres horas y se comieron la paella si la compañía les era desagradable?”, se pregunta e inmediatamente se responde: “porque a lo mejor Balbina se enteró por otra vía y ahora ellos quieren quedar bien justificándose”. Cárdenas insiste en que todo fue planificado. Que una vez él llegó en compañía de su hijo, Martinelli se retiró. “Eso indica que era parte del guión”, afirma y agrega: “que salgan ahora esos dizque perredistas a decir que apoyan a Balbina...Yo los desenmascaro”. El encuentro de la paella quizás haya sido el último en el que participa el mismo grupo de amigos hace tres años. ¿O este encuentro de los miércoles quedará en suspenso solo hasta que pase el 3 de mayo?