Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Política

La tortuga que quiere ser liebre

PANAMÁ. Después de las duras críticas a la labor del Ministerio Público en el caso Murcia, ayer la procuradora de la Nación, Ana Matild...

PANAMÁ. Después de las duras críticas a la labor del Ministerio Público en el caso Murcia, ayer la procuradora de la Nación, Ana Matilde Gómez, finalmente decidió poner un pie en el acelerador y salir del caparazón.

En una nueva estrategia, incorporó a José Ayú Prado —de la fiscalía especializada contra el crimen organizado— como el encargado de investigar las conexiones entre el crimen organizado y las donaciones a las campañas políticas. Se suma la negativa de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) que con algunos meses de retraso, se opuso a investigar a los candidatos. La UAF es el organismo gubernamental para investigar los dineros provenientes del narcotráfico y que informó al Ministerio Público después de la captura de Murcia sobre transacciones peligrosas.

Esto lo hizo un año después de recibir un aviso del grupo Multibank.

Ayú Prado, ex director de la Dirección de Investigación Judicial deberá profundizar en aquellos extremos en que la investigación adelantada por la procuradora no llegó.

Giovanny Olmos, ex fiscal, indicó que la decisión de Gómez de enviar las investigaciones al despacho del fiscal Ayú Prado puede minimizar la relevancia del proceso al trasladar un caso de alto perfil que adelantaba la procuradora, a un fiscal. “La procuradora es la máxima autoridad del Ministerio Público, y darle el caso a un fiscal, rebaja la importancia del mismo”.

La decisión de designar a Ayú Prado se da luego de una reunión de coordinación entre la procuradora y los fiscales que llevan los expedientes del caso Murcia en Panamá.

Se espera que en los próximos días se efectúen reuniones entre los fiscales encargados del caso para coordinar acciones.