Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Política

PRD: un gigante de cuatro cabezas

PANAMÁ. Al margen de las elecciones generales donde Balbina Herrera es la candidata presidencial, en el PRD se juega el control del par...

PANAMÁ. Al margen de las elecciones generales donde Balbina Herrera es la candidata presidencial, en el PRD se juega el control del partido. Dependiendo de cómo sean los resultados, las fuerzas tienen más o menor poder.

Se trata de los grupos toristas, liderados por el ex presidente Ernesto Pérez Balladares; los navarristas que apoyan al alcalde y candidato a la vicepresidencia Juan Carlos Navarro; los balbinistas que apoyan a la candidata presidencial, Balbina Herrera y los martinistas que apoyan al presidente Martín Torrijos.

LAS HOSTILIDADES

Fue el propio Juan Carlos Navarro el primero en responsabilizar de la eventual derrota electoral de su partido a Torrijos. Navarro no desperdició oportunidad para atacar al mandatario. Hace un mes, el ex presidente Pérez Balladares hizo lo propio y solicitó la renuncia del CEN (Comité Ejecutivo Nacional) de su partido una vez pasen las elecciones del 3 de mayo. Pérez Balladares ha dicho que el PRD se ha manejado como un partido electorero y no como un partido con visión de país.

Torrijos se defiende señalando que él no solo llevó al PRD nuevamente al poder, sino que durante su gobierno ha logrado el mayor crecimiento económico del país y ha llevado esperanza a miles de panameños pobres que antes no recibían nada.

En el caso de Herrera, su discurso durante la campaña ha sido como si fuese de una candidata de oposición en lugar de defender las obras del gobierno perredista. El caso más reciente fue el del Tratado de Promoción Comercial. Mientras Torrijos cabildeaba, Herrera pedía “olvidarse” del tratado.

2014 EN LA MIRA

La carrera por el control del PRD tiene su razón de ser. Quien lo lidere estará en capacidad de controlar la candidatura presidencial del 2014, el año que todos tienen en la mira: Torrijos, Navarro, Herrera y Pérez Balladares.

Como Torrijos controla actualmente el CEN (es el secretario general) y en su gran mayoría los CDN (Comité Directivo Nacional), hasta ahora ha mantenido el estatus quo. Pero la presión empezó de parte de sus rivales a lo interno del partido.

La semana pasada, por ejemplo, un grupo de perredista realizó una paella y manifestó su apoyo al candidato opositor Ricardo Martinelli. La cosa no quedó allí, dos de ellos desfilaron por las emisoras.

Jorge Isaac Chandeck, por ejemplo, hizo fuertes cuestionamientos al liderazgo de Martín Torrijos, quien –según él– ha instaurado una especie de terrorismo partidario. Ramiro Vásquez Chambonet fue menos drástico, dijo que ahora están enfocados en ganar las elecciones, pero que inmediatamente culminado el proceso electoral hay que hacer cambios, especialmente en la organización y democracia interna.

La gota que derramó el vaso fue que la navarrista Giselle de Calcagno, administradora de la Autoridad de la Micro y Pequeña Empresa (AMPYME) anunció también su apoyo a Martinelli.

La Estrella intentó comunicarse con varios de los directivos del PRD, entre ellos Héctor Alemán, Elías Castillo y Benjamín Colamarco, para conocer su punto de vista, sin embargo hasta el cierre de esta edición se mantenían reunidos. No trascendió el tema que los mantuvo alejados de sus celulares.

LO QUE SE JUEGA

Según los entendidos, dependiendo de cómo queden las elecciones, los liderazgos crecen o bajan. En pocas palabras, entre más votos saque Herrera más se benefician Torrijos y Herrera. Entre menos votos saque, quienes se benefician son Pérez Balladares y Navarro.

Los próximos días prometen estar al rojo vivo. La lucha por el control del partido acaba de comenzar. ¿Cuál será la suerte del gigante de las cuatro cabezas?