02 de Oct de 2022

Política

‘Los golpes me fortalecen’

Los residentes de la 24 de Diciembre están a la expectativa. Es miércoles por la tarde y se espera la visita del presidente de la Repúbl...

Los residentes de la 24 de Diciembre están a la expectativa. Es miércoles por la tarde y se espera la visita del presidente de la República, Martín Torrijos a un acto de entrega de títulos de propiedad. Pero esperan a alguien más. Un personaje que, hace poco menos de un año, caminó por esas mismas calles como director del Sistema Nacional de Protección Civil: Roberto “Bobby” Velásquez.

Ya van siendo las cinco de la tarde, las nubes negras vaticinan un aguacero, hay que apresurar el paso antes que la naturaleza interrumpa la caminata de “Bobby” y el presidente por el sector 1 de Nueva Esperanza. Y vaya que cae como anillo al dedo el nombre. Una comunidad con calles de tierra, donde el asfalto aún no ha llegado. Pero su gente recibe al candidato y al presidente con una sonrisa, quizás con el anhelo que ambos traerán días mejores para ellos.

La gente de la campaña de “Bobby” se va preparando. Sacan las banderas y los cartelones. Se ponen los suéteres. Todo está casi listo para empezar, solo falta que llegue el candidato.

Suenan los celulares. La llamada anuncia la llegada de Bobby. A los pocos minutos aparece una 4x4 oscura, dentro de ella se puede ver al candidato, conversando por teléfono. Desde la camioneta nos llama.

-Hola. ¿cómo estás?- nos saluda con una sonrisa. Baja del auto a conversar, dando inicio a esta entrevista.

VOCACIÓN DE SERVICIO

Roberto Velásquez es médico de profesión, pero sueña con llegar a la Alcaldía de Panamá. Es un sueño que le ha costado caro. “Bobby” ha tenido que atravesar un camino muy sinuoso, luego de las declaraciones de David Murcia Guzmán, que asegura haber donado 3 millones de dólares a la campaña de Bobby a manera de inversión. Desde ese momento, el ex director del Sinaproc ha estado en el ojo de la tormenta. Situación que se vio reflejada en un declive de casi 9 puntos en las encuestas. Ahora a sólo días del 3 de mayo, las encuestas le recortan la distancia a uno de sus rivales Bosco Vallarino. Y deberá reforzar su liderazgo en esta recta final.

- ¿Cómo fue esa transición de la medicina a la política?

-Radical, muy radical. Inicialmente cuando entré al Sinaproc nunca lo vi como política, me agité mucho políticamente durante años como miembro del PRD, pero lo vi como una oportunidad más de trabajar. El tema política propiamente ahora como candidato es muy difícil. No se puede dedicar el mismo tiempo a la familia, y más tomando en cuenta la campaña que estamos viviendo ahora, de desprestigio. Donde no hay propuestas, solo ataques.

-¿Qué le inspiró a entrar en el mundo de la política?

-Yo tengo vocación de servicio. Me interesaba Sinaproc porque sabía que desde ahí podía ayudar a las comunidades también, y al final decidí correr como alcalde porque estoy seguro que era un puesto que también me permitrá ayudar a la gente. Estoy seguro que el puesto por excelencia para ayudar a las personas es la Alcaldía de Panamá.

¿Alguna otra aspiración política a parte de ser alcalde?

Ninguna en estos momentos. Por ahora solo llegar a la Alcaldía. Quiero ser el mejor alcalde que recuerden los capitalinos. Yo quiero ser alcalde. En el camino se van dando oportunidades hay que aprovecharlas y tomarlas. Nunca pensé que esta política fuera tan sucia, tan baja.

Si en el camino se da la oportunidad de postularse como candidato a la Presidencia de la República, tomando en cuenta la experiencia vivida en esta contienda electoral, ¿se lanzaría al ruedo una vez más?

No creo, no está entre mis planes. Tendría que tener el visto bueno de mis dos hijos y de mi esposa y en estos momentos no lo tengo. Ya bastante han soportado mis padres, mis hermanos, mi esposa, mis hijos. Hay muchas cosas que yo tengo que contar, después del 4 de mayo las contaré.

¿Qué sería lo primero que haría Bobby Velásquez cuando llegue a la Alcaldía?

Revisar las finanzas y la estructura administrativa. Yo creo que no hay persona que esté en un puesto que no deba empaparse claramente de qué hay, cómo quedó, qué tiene y hacia dónde va.

¿Cómo manejará el hecho que durante la administración de Juan Carlos Navarro, que es miembro del PRD ha sido objeto de duras críticas sobre todo por el problema de la basura?

Yo creo que cada uno hace su trabajo como cree que debe hacerlo. Juan Carlos ha hecho un extraordinario trabajo. Él es mi amigo y no lo critico. Hay cosas que mejorar y yo tengo mi propio estilo.

¿Cuáles son esas cosas que hay que mejorar?

Hay que mejorar la recolección de basura, tener la Alcaldía en tu barrio, garantizar que las personas sientan que el alcalde le está mejorando sus problemas de forma permanente y constante.

¿Cuál sería el problema del municipio que más costaría mejorar o solucionar?

La concienciación de los panameños y el fortalecimiento del núcleo familiar. Entendiendo que la basura no sólo se bota en el cesto, sino que la gente la bota inapropiadamente. Tenemos que cambiar la forma de ver y de actuar de los panameños. Yo creo que eso va a ser lo más duro.

-¿Cómo manejaría el tema del reordenamiento urbano de la ciudad?

Yo voy a trabajar con personas que no tengan ningún vínculo con los bienes raíces, y que tampoco son culpables del desorden urbano. Existe la Ley 6 de 2007 que da postetad al Municipio de los cambios de zonificación, coordinado con la comunidad y las demás instituciones. Solicitaremos que se presente un plan de reordenamiento urbano.

LOS PLANES

Termina la entrevista, no sin antes asegurar que si llega a la Alcaldía, una de las personas que llamaría a trabajar sería a uno de sus contendores Miguel Antonio Bernal, un hombre que —según las propias palabras de Velásquez— tiene mucho conocimiento y una visión amplia.

...Ya llega Torrijos y hay que dar inicio a la caminata.

Poco a poco van llegando más personas, más banderas. Todos quieren caminar al lado del presidente y de Bobby. Siguen sumándose más personas. Juan Carlos Arosemana y Maricruz Padilla, ambos candidatos a diputado por el circuito 8-10, se unen a la movilización.

Los moradores salen de sus casas a ver mejor a los caminantes. Obviamente Torrijos es el centro de atención.

De repente sale una estudiante de secundaria. Se acerca a Bobby y lo llama alcalde. Por unos segundos el presidente de Panamá pasó a segundo plano. Ella quería saludar a “Bobby”. Más adelante una joven de 20 años se acerca. -¿Por qué sigue la campaña de “Bobby”?- Porque a pesar de los golpes que ha recibido no se ha quedado tranquilo. Siguió buscando los votos.

Las calles se hacen chicas. Más y más personas siguen llegando. “Bobby” está feliz.- “Esto es lo que me mueve, la gente” afirma con una sonrisa. Apresura el paso, la noche está a punto de llegar.