Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Política

No hay rastro de las estatuas

PANAMÁ. Las estatuas de los Juegos de Antaño vuelven a cobrar vida. Ayer el fiscal anticorrupción, Ramsés Barrera, habló de los avance...

PANAMÁ. Las estatuas de los Juegos de Antaño vuelven a cobrar vida. Ayer el fiscal anticorrupción, Ramsés Barrera, habló de los avances de la investigación por la desaparición de las estatuas.

El fiscal volvió a mencionar que hay dos testigos que aseguran haber visto cuando sacaron por lo menos dos de las piezas de las estatuas de los Juegos de Antaño.

Barrera señaló que a estas personas se les ha dado protección especial “porque precisamente lo que ellos han dicho ha servido para formular cargos a cinco personas, una de ellas pertenece a la organización Contigo Juventud”.

Y los otros cuatro son funcionarios: dos de los investigados son miembros del SPI, y los otros dos son funcionarios del Parque Omar.

El fiscal explicó que primero están investigando cómo salieron las 42 piezas de bronce que incluyen imágenes de niños y niñas, juguetes y palomas.

También indicó que con la investigación se podría determinar si hay la posible omisión de un peculado culposo.

La desaparición de las estatuas se hizo pública hace dos años, y “no se ha precisado si fueron sacadas en un solo momento o en tiempos diferentes”, dijo el fiscal Barrera.

Ramsés Barrera indicó, que no se pudo establecer en una de las investigaciones la conexión “entre que las empresas de exportación de materiales y metales no tienen relación con el material de las estatuas ni las personas que se han señalado en la investigación”.

Por estas piezas el Estado panameño pagó al escultor colombiano Héctor Lombana la suma de 250 mil dólares.

Pero con la muerte del escultor Héctor Lombana, las estatuas de Juegos de Antaño, se cotizan en un precio superior al que fueron realizadas.

En el mercado internacional las estatuas tienen un peso total de 35 toneladas y un valor de 1.5 millones de dólares. Todavía se maneja la hipótesis de que pudieron ser fundidas.