Temas Especiales

18 de May de 2021

Política

Controversia en Kuna Yala

PANAMÁ. Ayer culminó la tercera y última fase del proceso de transición con la presentación de los gobernadores de las distintas provin...

PANAMÁ. Ayer culminó la tercera y última fase del proceso de transición con la presentación de los gobernadores de las distintas provincias del país. Para sorpresa de todos los presentes, la designación que más asombro causó fue la del diputado Rogelio Alba como gobernador de la Comarca Kuna Yala.

Alba mantiene abierto un proceso en la Corte Suprema de Justicia por el supuesto delito contra la fe pública y la administración luego que fuera denunciado en 2006.

EL PRONTUARIO

Heriberto González denunció al diputado Alba en enero de 2006 cuando un documento expedido por la Caja de Seguro Social, indicó González que trabajó con Alba a finales de 2005 y que por ese período devengó un salario de 5 mil dólares. Según el denunciante, esto nunca ocurrió, sin embargo el cheque fue cobrado.

La querella sostiene que los sueldos que le correspondían a González, por la suma de 4.266,99 dólares fueron cobrados supuestamente por Alba y utilizados para su beneficio personal. El denunciante deduce que su firma fue falsificada.

En ese mismo mes en 2006, Alba también fue denunciado por peculado y apropiación indebida de dineros de un subsidio escolar, ante el Ministerio Público. La querella, presentada por un grupo de indígenas que viajó desde Kuna Yala, señalaba que a los estudiantes de primaria que debían cobrar 120 dólares, Alba solo les entregaba 60; y a los de secundaria, que debían recibir 240 dólares, les daba 80.

Y no sólo eso. El diputado también fue investigado por el Ministerio Público por supuestamente haber recibido dineros procedentes del narcotráfico.

Como si fuera poco el Tribunal de Honor y Disciplina del Partido Liberal (colectivo por el que ganó la diputación en el 10-1) le abrió un proceso disciplinario por evasión fiscal, cuando intentó sacar mercancía de la Zona Libre de Colón sin pagar los impuestos.

LOCURA

“Nosotros elegimos un gobierno de locos y vamos a tener muchas locuras en estos cinco años, esta es sólo una de ellas”, señaló Enrique Montenegro, del Frente Anticorrupción respecto al nombramiento de Alba.

Montenegro dice que esta decisión contradice las promesas de cambio. “Es una bofetada no solo a la comarca indígena sino a todo el pueblo panameño”.

Para Miguel Antonio Bernal tiene que ver más con lineamientos políticos. “Pareciera que los nombramientos de los jefes de los gobiernos locales se dan más como un premio de consolación que en base a la capacidad de a cada uno de ellos".

Agregó que tristemente los gobernadores son vistos como figuras decorativas. “Convendría que tengan funciones más apropiadas al servicio de la comunidad en lugar de ser sólo un brazo político de los gobernantes”.

Angelica Maytín, de Transparencia Internacional dijo que es “inaudito que el nuevo gobierno que ha prometido un “cambio” designé a una persona con el historial de denuncias que mantienen Alba”.

Agregó que para ser consecuente con sus promesas de campañas se debe reconsiderar este nombramiento.

“Las personas que prestan sus servicios en el gobierno deben ser escogidos por sus méritos, por tener una trayectoria de integridad y logros profesionales, y este no parece haber sido el criterio que se tomó en cuenta para realizar esta designación.”

LA DEFENSA

“Es una persona que conoce bien el lugar, sus necesidades y las personas lo conocen muy bien”, explicó Jimmy Papadimitriu, ministro de la Presidencia designado.

Respecto a las denuncias que pesan en su contra, Papadimitriu dijo que hasta el momento no se le ha comprobado nada.