Temas Especiales

02 de Jul de 2022

Política

Cúpula de Martín adelanta salida

PANAMÁ. Vox populi, vox dei. El llamado de las bases del PRD se impuso ante la cúpula de poder del partido oficialista y consiguió ade...

PANAMÁ. Vox populi, vox dei. El llamado de las bases del PRD se impuso ante la cúpula de poder del partido oficialista y consiguió adelantar el fin del actual CEN del PRD.

En una reunión que tardó alrededor de 6 horas, los 309 miembros del Directorio Nacional acordaron, entre otras cosas, convocar a un Congreso Ordinario para el primer cuatrimestre del 2010 donde se renovará la dirigencia, algo que para los detractores del CEN significa una victoria.

Además en la reunión se acordó también un Congreso Extraordinario Nacional donde se reformarán los estatutos del partido y se estableció la línea política del partido como oposición a partir del miércoles cuando tome posesión el gobierno de Ricardo Martinelli.

Martín Torrijos, secretario general del colectivo político manifestó que el PRD va a respetar los liderazgos que resulten ganadores en el 2010.

“Aquí hay un partido comprometido con las bases, un partido unido. Quienes tengan los votos serán los que dirigirán el partido”, indicó Torrijos.

Juan Carlos Navarro, primer subsecretario del CEN, y quien desde el 4 de mayo pasado pide la renuncia del Comité Ejecutivo Nacional, se mostró satisfecho con la decisión. “Esto es lo que nosotros queríamos conseguir y lo hemos logrado”, señaló Navarro, quien dio crédito de la victoria a los movimientos de bases. “Es una renuncia tácita del CEN. A más tardar en el verano de 2010 tendremos una dirigencia totalmente renovada”.

Para Humberto López Tirone, la resolución del Directorio Nacional significa una victoria relativa. “No es exactamente lo que buscábamos. Esperábamos que los delegados y los miembros del Directorio Nacional se mantuvieran hasta el 2013”.

López Tirone agregó que la decisión del Directorio Nacional en la práctica es una “renuncia adelantada”, que les garantiza a los nueve integrantes del CEN una “salida decente y honrosa”. Pero antes de que se dieran estos resultados, en la que las bases del PRD hicieron sentir su voz. Hubo mucho camino que recorrer.

UN DIRECTORIO DE QUEJAS

Desde muy temprano en la mañana, las distintas corrientes del PRD preparaban los implementos para la batalla. Pancartas, murgas, altoparlantes, volantes, todo lo que fuera necesario para hacer sentir su voz.

A medida que transcurría la mañana las inmediaciones del Centro de Convenciones COOPEVE en Santiago, se iba vistiendo de rojo, azul y blanco, los colores del PRD.

Al ritmo de murga, grupos que apoyan al presidente Martín Torrijos, entregaban camisetas con la cara de Martín. y la leyenda.. “Sí se pudo”..

Pero justo al frente habían otros que mostraban pancartas pidiendo la renuncia del CEN.

Pero los ánimos entre ambos bandos subieron de temperatura cuando llegó Torrijos acompañado de Virgilio Crespo, gobernador de la provincia de Chiriquí y Ausencio Palacios, gobernador de la Comarca Ngöbe Buglé. Unos aplaudían a Torrijos, otros en cambio lo abucheaban y le gritaban “¡renuncia, renuncia!”.

La tensión iba en aumento. Dentro del recinto no era nada diferente. Mientras Torrijos en un discurso en tono de mea culpa hizo un balance de la situación en que se encuentra el PRD. “Hemos cometido errores, no supimos actuar como un solo puño en la coyuntura tan compleja. Nos desgastamos sin canalizar apropiadamente la autocrítica”, repetía el mandatario, ignorando que más adelante su actuar sería cuestionado por algunos de los presentes. Críticas de las que también fue blanco, el alcalde capitalino.

Si afuera llovía, adentro no escampaba. Por ejemplo: Moisés Pinzón, secretario de prensa del PRD en San Miguelito se dio a la tarea de escribir “¿Quiénes son los culpables?”, 60 páginas con un análisis sobre las causas que provocaron la derrota del 3 de mayo.

El hambre y la impaciencia se hacían más evidentes. Javier Martínez Acha, Anel “Bolo” Flores, Kike Flores, Porfirio Ellis, todos se paseaban ansiosamente, haciendo algunas pausas para compartir criterios sobre lo que adentro acontencía.

LA RENUNCIA

“Torrijos pidió la renuncia del CEN”.. el rumor corrió como pólvora. Un mensaje filtrado desde adentro aseguraba que había ocurrido lo inesperado.

Adentro en el salón principal las disertaciones continuaban. Finalmente a eso de las 3:00 de la tarde, el secretario general daba su último discurso. Agradeció el respaldo del partido durante su quinquenio como presidente de la República. “Nos harán críticas y el tiempo será nuestro mejor aliado. Nos dará la oportunidad para que los panameños vean lo que logramos como partido”, repetía Torrijos, mientras la multitud aplaudía con fervor.

¿SIN RENCORES?

Martín aprovechó para dar un mensaje final: “No olvidaremos las lecciones de Omar Torrijos, que no son solamente para usar de slogan a la hora del Directorio Nacional, o en los medios de comunicación. No el Omar que levanta aplausos a la hora de disfrazarse. Tenemos que sentirnos orgullosos de este Directorio. Aquí no hay muertos ni heridos ni máscara contra cabellera, hay un partido comprometido con la renovación y la unidad”.

Además se mostró satisfecho por lo acordado en el encuentro. “Este es el único Directorio, no los de afuera que están montando espectáculos”.

Al final de la reunión, en un gesto de unidad los nueve miembros del CEN se tomaron de las manos, mientras eran ovacionados de pie por los presentes. Después llegó la hora de los estrechones de mano y los abrazos. Finalmente lo hicieron. Balbina y Navarro, primero y luego Torrijos y el alcalde, para cerrar con broche de oro, la contienda en que las bases del partido llevan la delantera.