Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Política

El rincón azul de la revolución roja

PANAMÁ. Manuel Zelaya ha sido un personaje político de perfil discreto en el mundo hasta que el 28 de junio un golpe de Estado le sacó ...

PANAMÁ. Manuel Zelaya ha sido un personaje político de perfil discreto en el mundo hasta que el 28 de junio un golpe de Estado le sacó de la Presidencia de Honduras, de modo que este país y este hombre terminaron en el medio de un huracán de noticias y críticas internacionales. Pero Zelaya había ido creciendo en la percepción internacional a raíz de sus nexos izquierdistas.

Llegó a Pananmá en medio de la toma de posesión del presidente Ricardo Martinelli, el 1 de julio.

Su primera visita fue al centro de convenciones ATLAPA donde se daban los actos presidenciales. Allí fue asediado por la prensa local e internacional.

Zelaya pretendía visitar una casa que ha servido de refugio y lugar de reuniones en Panamá para revolucionarios de izquierda, la llamada Casa Azul. Pero aquí se quedaron esperando a su nuevo líder.

La selección de este sitio de reunión no es una casualidad. Las paredes han sido testigos de reuniones de intelectuales, políticos con ideologías de izquierda donde se han fraguado golpes de Estado y movimientos revolucionarios.

HISTÓRICA CASA

Ha hospedado a dictadores, revolucionarios, escritores famosos, premios Nobel y hasta presidentes.

Su guardián hoy día es Carlos Wong, un intelectual de origen chino. Panameño de nacimiento, con 75 años, se considera un luchador progresista por las causas de un cambio verdadero y revolucionario en América Latina.

Entre los que han visitado esta casa se encuentran: el presidente de Guatemala, Juan José Arévalo, en los años 50; Daniel Ortega, actual presidente de Nicaragua, la visitó cuando apenas tenía 25 años.

Desde ahí organizó junto al general Omar Torrijos la “Brigada Victoriano Lorenzo” que luchó contra Anastasio Somoza a finales de los años setenta.

Wong, cuenta parte de la historia que se esconde tras cada uno de los cuadros y objetos que están colgados en la Casa Azul.

Un enorme cuadro de Ernesto "Che" Guevara cuelga a la entrada de la casa. Wong dice que visitó la casa en 1953, procedente de Perú, por 45 días, y coincidió con la visita de la reina Isabel de Inglaterra a Panamá.

Además el guardían de la Casa Azul recuerda las palabras del Che, "Yo no creo que vaya a ver jamás en mi vida a una reina joven y linda como Isabel. Así que me quedo unos días más".

Otro que pisó la famosa Casa Azul fue el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, cuando salió de la cárcel en 1994, pero regresó en 1995 y 1996.

En la Casa Azul cuelgan cuadros de Hugo Chávez, en reuniones organizadas en la sala.

Omar Torrijos, frecuentaba mucho la Casa Azul. Cuenta Wong que fue ahí donde se decidió, junto al general, la formación del Sindicato de Periodistas.

Un amigo personal de Torrijos, Gabriel García Márquez, también visitó la casa la primera vez que vino a Panamá en el año 1975.

Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz, también la prefería, recuerda Carlos Wong que no le gustaba alojarse en hoteles decía "tengo miedo de que atenten contra mi vida". La visita de Manuel Zelaya a la Casa Azul, tenía un significado ideológico que no se pudo concretar.

¿Será que la visita de Zelaya a la Casa Azul se prohibió por tratarse de un sitio histórico y de parada obligatoria para los políticos de izquierda?