Temas Especiales

03 de Apr de 2020

Política

Martinelli allana Brisas de Amador

PANAMÁ. “Este es otro relleno ilegal que no paga, debe tres millones de dólares. Así cualquiera es empresario”. Estas fueron las prim...

PANAMÁ. “Este es otro relleno ilegal que no paga, debe tres millones de dólares. Así cualquiera es empresario”. Estas fueron las primeras palabras del presidente, Ricardo Martinelli al llegar a los terrenos de la construcción que realiza la empresa Las Brisas de Amador S. A. en el área de Isla Perico en la Calzada de Amador, propiedad del empresario Abraham Haskin.

Esta vez con un comportamiento más sobrio y rodeado de una seguridad poco común en sus últimas apariciones, Martinelli no quitó cadenas ni ordenó derribar la cerca como lo había hecho la semana pasada cuando allanó los terreros del Grupo F. Internacional, donde el polémico empresario Jean Figali, construye una marina.

Cuando el mandatario llegó ya se había plantado una bandera y se había colocado el letrero “Propiedad del Estado”. Martinelli aseguró que los terrenos de fondo de mar fueron concesionados a cambio de “guayabas” perdiendo dinero que se puede invertir en el sector educativo, salud u otros temas sociales de interés para el país.

“Vamos a seguir investigando porque donde tocamos sale corrupción y el que siga abusando y rellenando de manera ilegal, el Estado hará uso de su derecho y le caerá todo el peso de la ley sin importar nombre ni apellido”, advirtió Martinelli.

Añadió que “nadie tiene prerrogativas” y menos aquellas personas que rehúsan pagar el precio correcto por áreas de gran valor para los panameños.

Alberto Vallarino, ministro de Economía y Finanzas, dijo queLas Brisas de Amador S.A., concesionaria de Isla Perico, rellenó más de 2.8 hectáreas de fondo de mar sin autorización, obras que no están amparadas bajo ningún contrato con el Estado.

Vallarino agregó que esta construcción “no tiene nada aprobado y nadie se lo va a aprobar”. Todos los concesionarios deben ponerse al día en sus pagos hasta el 30 de julio.

Aclaró que aunque se pongan al día en sus pagos revisarán la legalidad de los proyectos.