Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Política

Asamblea en sesión permanente

PANAMÁ. Una jornada maratónica acompañó otro debate del proyecto de Carrera Administrativa y Legislativa, que volvió a quedar en las pe...

PANAMÁ. Una jornada maratónica acompañó otro debate del proyecto de Carrera Administrativa y Legislativa, que volvió a quedar en las penumbras de la noche.

Las acusaciones mutuas de los diputados no cesaron, mientras que el público de las gradas se salía de control.

Durante la discusión del segundo debate ayer, afloraron denuncias de “tácticas dilatorias” del PRD para alargar la aprobación.

Jorge Alberto Rosas, presidente de la Comisión de Gobierno, denunció que la bancada del PRD pretendía que se leyera un informe de más de 500 páginas.

El Pleno Legislativo había decretado sesión permanente hasta agotar el debate.

Lo peor de todo, explicó Rosas, es que el documento de la oposición contenía el caso de los despidos de funcionarios en 1990.

PACTO FALLIDO

Los diputados de la bancada de oposición no aceptaron una propuesta de aprobar de manera consensuada en segundo debate el proyecto.

Leandro Ávila, vocero de los diputados perredistas, adujo que el oficialismo buscaba aprobarlo ayer sábado y no sesionar, hoy domingo como gratificación.

Desde un principio, Ávila advirtió que usarían todos los mecanismos a su alcance para retrasar la aprobación.

Quien no se quedó con la molestia fue el panameñista José Blandón, ya que desde su curul le dijo a los perredistas que esas tácticas son sucias y bajas.

PARTIDOS ALIADOS

Anoche el Cómite Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD emitió un comunicado en el que hizo un llamado a todos los grupos del país a revelarse para que no pierdan su puestos de trabajo.

Consideran que durante la campaña el presidente de la República hizo pública su intención de usar todos los medios a su alcance para que el PRD no volviera nunca más al poder. “El Gobierno deberá hacerse responsable del rumbo inquietante que evidencia el manejo de los asuntos públicos”, manifiestan.

El Partido Popular enviará una carta a Martinelli para que no sancione la ley.

La norma dejaría sin efecto más de 29 mil acreditaciones de 2007.