Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Política

El plan que deshizo la Red

PANAMÁ. “Contamos con un equipo de gobierno con sensibilidad, un equipo de gobierno que ha aplicado la enseñanza de Omar Torrijos, la e...

PANAMÁ. “Contamos con un equipo de gobierno con sensibilidad, un equipo de gobierno que ha aplicado la enseñanza de Omar Torrijos, la enseñanza de un hombre que dedicó su vida a darle más oportunidad a los que nunca la habían tenido”. Esta era una de las frases con las que el ex presidente Martín Torrijos enaltecía el programa insignia de su gobierno: la Red de Oportunidades.

Pero las oportunidades reales fueron las de un grupo de funcionarios, que a través de una red para delinquir lograron robar 1 millón 232 mil dólares del programa destinado a familias de escasos recursos. La vía más factible: la estafeta de Correos y Telégrafos.

El Ministerio de Gobierno y Justicia interpuso ante la Procuraduría General de la Nación una denuncia por malversación de fondos de los Correos y Telégrafos.

Información publicada en La Estrella , respecto a la participación de funcionarios de los Correos en el desfalco de 251 mil 205 dólares, fue confirmada por el titular de la cartera de gobierno José Raúl Mulino.

EL PLAN PERFECTO

La destreza con que esta red delictiva logró desfalcar más de un cuarto de millón de dólares les ayudó a mantener esta estrategia por dos años.

Hábilmente estudiaron cada detalle para llevar a cabo el plan perfecto.

Los dineros debían ser entregados en presencia de un funcionario del MIDES, y un agente de la Policía Nacional. Pero, muchas veces la ausencia del representante del MIDES y del de la Policía dejaba abierto el camino para llevar a cabo el ilícito. Incluso se valieron de que algunos beneficiarios, por su bajo grado de escolaridad no sabían firmar y en su defecto solo estampaban su huella digital.

La distancia constituyó otro aliado para el delito. Cuando los beneficiarios no llegaban a retirar los dineros, los funcionarios buscaban la forma de adueñarse de los pagos.

Los funcionarios eran alertados del envío de los dineros a través de mensajes de texto a los celulares. Los siete funcionarios estaban conectados para delinquir en diferentes lugares del país.

El ministro de Gobierno aseguró que estudiarán otras alternativas de entrega de los dineros para que los Correos no sean utilizados como mecanismos para delinquir.

“No hay sentido de tener un mensajero con cifras millonarias en efectivo de provincia en provincia, como si fuera un Santa Claus oficialista”.

Alegó que un funcionario jefe en la parte financiera en Correos tenía varios procesos y llamamientos a juicios ante el Ministerio Público, incluso medidas cautelares, manejaba aspectos de Tesorería. Otro funcionario tenía procesos pendientes y hacía transferencias pecunarias.

Informó que habían otras funcionarias que recibían a su nombre sumas de hasta 60 mil dólares.

Por su parte, la directora de los Correos y Telégrafos, Teresa Montilla denunció que no existen controles de las planillas enviadas, pagadas y los remanentes no reintegrados. “Existen planillas de pagos con firmas y en otros pagos huellas digitales y en cedulación aparece que las personas no saben firmar”, aseguró.

Montilla informó que no tienen datos actualizados del 2006. Los meses de mayo y junio de 2007. En 2008 faltan de mayo a diciembre. Y en 2009 sólo se concilió enero.

Las autoridades del MIDES aseguraron que buscarán los mecanismos para reestablecer el pago a las familias, para que no se vean más afectadas.

CONSTERNACIÓN GENERAL

La lesión patrimonial a la Red de Oportunidades es comparado por muchos con el desfalco millonario al Fondo de Equidad y Calidad de la Educación (FECE).

Monseñor José Domingo Ulloa, obispo auxiliar de Panamá pidió a las autoridades castigar a los culpables. “Están jugando con los más necesitados”, dijo el prelado.

El sociólogo Raúl Leis aseguró que esto es un crimen muy grave, porque es una práctica de corrupción que golpea a los más pobres. “Debe ser investigado y castigado”, sentenció Leis.

Teresita de Arias ex funcionaria del MIDES, dijo no estar de acuerdo con las transferencias monetarias, lo que considera una “equivocación de los gobiernos”.