Temas Especiales

10 de Apr de 2020

Política

Denuncian a Rubén Arosemena

PANAMÁ. El secretario anticorrupción, Fernando Núñez Fábrega, denunció ayer a Rubén Arosemena Valdés y a Fernando Solórzano, ambos ex a...

PANAMÁ. El secretario anticorrupción, Fernando Núñez Fábrega, denunció ayer a Rubén Arosemena Valdés y a Fernando Solórzano, ambos ex administradores de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) y al representante legal de Ocean Pollution Control(OPC) Jovan Vukelja, por abuso de autoridad y corrupción de funcionarios públicos.

Núñez Fábrega, señaló que luego de la firma de un acuerdo de cooperación técnica y científica entre la AMP y OPC, a partir del 30 de agosto de 2005 fue que se vinieron dando los delitos denunciados.

La denuncia presentada por Núñez Fábrega, ante el Ministerio Público involucra a 24 funcionarios que actualmente laboran en la AMP.

De los 24 funcionarios al menos seis de ellos recibían salario doble, de la AMP y de OPC.

Señala el documento presentado por el secretario anticorrupción que “el presonal contratado por Jovan Vukelja, también brindó servicios legales, de oficinista, de inspección náutica y de seguridad y, se encontraba disperso tanto en las oficinas del director general de Marina Mercante, como en las distintas direcciones y departamentos de la AMP”.

Según Núñez Fábrega, la empresa se aprovechó del hecho de que tenía la potestad de capacitación de personal, pero lo que hacían en realidad era contratarlos para laborar en la institución pública y ejercer las funciones propias de un servidor público.

Los contratados eran pagados por OPC, y reportaban a Jovan Vukelja, a pesar de que tenían funciones potestativas de funcionarios de la Autoridad Marítima.

De acuerdo a la información presentada, los funcionarios denunciados manejaban información sensitiva como es el otorgamiento de paz y salvo, registro de abanderamiento y trámites y autorización de licencias para radiocomunicación de naves.

Los empleados (funcionarios públicos) contratados debían firmar una cláusula de confidencialidad con Ocean Pollution Control.

Lo que según Núñez Fábrega “es extraño que que se fijara una cláusula de confidencialidad a favor de una empresa privada”.