Temas Especiales

06 de May de 2021

Política

La estrategia para asegurar la presidencia

PANAMÁ. En la batalla por el control del Partido Revolucionario Democrático (PRD), algunos adversarios parecen haber encontrado un punt...

PANAMÁ. En la batalla por el control del Partido Revolucionario Democrático (PRD), algunos adversarios parecen haber encontrado un punto en común. No permitir que Giselle de Calcagno llegue a la presidencia del CEN provisional.

La ministra de la Pequeña y Mediana Empresa ha sido duramente cuestionada, por sus nexos con el presidente Ricardo Martinelli, e incluso llamada “traidora”, cada vez que pone un pie dentro de la sede del partido.

Varios sectores del PRD hacen ingentes esfuerzos por lograr un consenso en la presidencia del CEN transitorio. Desde el jueves se han dado reuniones, buscando unificar los votos hacia Francisco Sánchez Cárdenas o Raúl Montenegro.

La palabra final la tendrá la actual presidenta del PRD, Balbina Herrera. Su declinación constituye la pieza fundamental para sacar a Calcagno de la jugada.

El propio Raúl Montenegro señaló que el candidato Jorge Tristán desistió de sus aspiraciones e hizo una llamado a la unidad del partido. “Hay compañeros que han estado realizando reuniones para lograr una unidad para la presidencia”.

Entre las fórmulas que se ha hablado está que algunos de los tres candidatos pueda declinar en favor de un compañero para tener los votos y evitar que Calcagno gane. “Por ahora no hay nada en concreto, pero todavía falta para las elecciones”, resaltó Montenegro.

EL ALA OFENSIVA

Los ataques directos vienen desde programas de televisión, hasta páginas en Internet, donde los perredistas han expresado su repudio a la ministra.

El primer round se libró en el programa Debate Abierto , donde Calcagno se enfrentó a Raúl Montenegro y a Elías Castillo.

Montenegro, ex ministro de Gobierno y Justicia, y también contrincante de Calcagno en la carrera hacia la presidencia del CEN transitorio, dijo que lo más importante es reorganizar el partido y enrumbarlo, Calcagno, como funcionaria del Estado, no podrá atender estos asuntos. “A qué hora vas a atender los asuntos del partido...a las cinco de la tarde.. cuando termines tus labores.. o a la 10 de la noche cuando el presidente te deje atender el PRD”, ripostó Montenegro, quien se calificó como una opción de balance, que puede dialogar con cualquier facción dentro del partido.

Calcagno, muy tranquila solo respondía que su posición en el gobierno era estratégica. “Mi puesto sirve como escudo para proteger a los perredé que están en el gobierno”.

Pero en medio del debate, una llamada al aire revolucionó aún más el escenario. Javier “Patacón” Ortega, aseguró que Calcagno está haciendo uso de los recursos del Estado para proselitismo político. Una denuncia que fue ratificada por Elías Castillo. La ministra, con una sonrisa, prefirió ignorar estos señalamientos.

Mientras llamadas de las bases expresaban su rechazo a las aspiraciones de Calcagno.