Temas Especiales

08 de May de 2021

Política

Mitchel Doens al mando del PRD

PANAMÁ. La expectativa estaba en el ambiente. Se decidiría el futuro de un partido político, que por meses estuvo inmerso en pugnas in...

PANAMÁ. La expectativa estaba en el ambiente. Se decidiría el futuro de un partido político, que por meses estuvo inmerso en pugnas internas. Los colores rojo blanco y azul invadían el lugar. En la mente de esos cientos de perredé revoloteaba una interrogante, ¿ganaría Calcagno?, ¿renunciaría Balbina? La tensión de muchos era evidente, pero los llamados de unidad a los copartidarios no cesaron.

Ya empezaban a llegar uno a uno los directores al Salón Ascanio Villalaz, mientras afuera una murga y una banda intentaban alegrar el escenario. El momento crucial se estaba acercando.

A medida que transcurría el tiempo, las rivalidades, entre los que apoyaban a Giselle Calcagno y los simpatizantes de Balbina Herrera afloraban. Giovanni Solís, quien era candidato a la primera vicepresidencia con micrófono en mano habló de forma contundente contra Martín Torrijos y Balbina Herrera atribuyéndoles la situación por la que atravesaba el partido y expresando su apoyo a Calcagno. Un discurso que fue suspendido por los delegados del Tribunal Electoral, debido a las molestias que ocasionaba a los vecinos.

A LA HOGUERA

Más tarde un grupo de perredés trajeron una muñeca atribuyéndola a Calcagno. La muñeca vestida con una camisa blanca, un jeans, una gorra de Cambio Democrático y con el rostro de Calcagno al tiempo que era golpeada por los presentes, le gritaban “traidora.. El que se quiere ir se va.. Vendida...”.

Minutos después, la muñeca en honor a Calcagno fue quemada, al tiempo que repetían las consignas en su contra.

BALBINA SE BAJA

Más tarde luego de que 295 directores entre principales y suplentes se habían acreditado para ejercer el voto, Herrera presentó su declinación a sus aspiraciones a la presidencia del CEN transitorio.

A su salida, Balbina manifestó que “renunció ante quien tenía que renunciar, no a través de los medios de comunicación, sino en el momento”. Dijo que no lo hizo por miedo, porque “miedo sólo a Dios” y lo que se tiene que hacer es la unificación del partido”.

Agregó que no ha tomado la decisión si aspirara a un cargo en el CEN.

LA HORA DE LA VERDAD

A pesar de esto la expectativa por los resultados seguía y al culminar las votaciones, inició el conteo.

Desde un principio el panorama se fue tornando claro. La intención de votos era liderada por Francisco Sánchez Cárdenas y finalmente el resultado fue de 243 votos a su favor y 38 para Calcagno.

La reacción de esta última no se hizo esperar. “Yo no perdí. Quien perdió realmente fue el PRD”, aseguró. Calcagno dijo que ganó la misma cúpula, la misma gente. Todavía estoy triste por el partido, porque ganó la chequera del partido. “Que realmente es pan para hoy y hambre para mañana”. Calcagno denunció la compra de votos. “Chavitín Huertas, Ariadne Díaz e Ingrid Hernández estaban comprando votos en los baños de la sede del partido”.

Agregó que las verdades que ella ha señalado con valentía fueron ratificadas por el discurso de Herrera.

EL PRD VUELVE A SER RONCÓN

El secretario general electo Mitchel Doens, en su primer discurso enfiló la artillería pesada hacia el gobierno, asegurando que ha producido una regresión histórica, que solamente demuestra persecución. Indicó que el gobierno está afectando el capital y las inversiones.

Doens, se disculpó si algún miembro del PRD ha cometido actos de corrupción, al tiempo que pidió una oportunidad para corregir estos errores.

Por su parte, “Pachi” Cárdenas, presidente electo del PRD, dijo que de ahora en adelante serán una oposición crítica, fuerte y contudente.

Cárdenas pidió de forma enérgica la renuncia de Giselle Calcagno, y todos los llamados “quinta columna” que sólo buscan dividir el partido. También alabó la decisión de Balbina Herrera de declinar su candidatura en pro de la unidad del partido.