Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Política

Quince proyectos contrarreloj

PANAMÁ. En una carrera contrarreloj se encuentran los diputados de la Asamblea Nacional, quienes desde ayer martes debaten de forma mar...

PANAMÁ. En una carrera contrarreloj se encuentran los diputados de la Asamblea Nacional, quienes desde ayer martes debaten de forma maratónica los proyectos pendientes.

Con el pie puesto en el acelerador, los “padres de la patria”, buscan aprobar antes que finalice este período legislativo, al menos quince proyectos que han quedado en la agenda. Por ello, las sesiones en el Pleno Legislativo iniciarán desde las 10:00 a.m. para depurar la lista de temas pendientes, iniciativa que no fue bien recibida por algunos diputados.

¿COMPLACIENTES?

El primero en quejarse fue el opositor Leandro Ávila, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), quien acusó a José Luis 'Popi' Varela, presidente de la Asamblea, de complacer al Ejecutivo en esta última semana de octubre.

“Hay un aceleramiento, una presión de citar a los diputados a las 10:00 a.m., la idea es poder evacuar la gran cantidad de proyectos que vienen del Ejecutivo y ahora quieren que se atienda con prontitud y en los cuatro meses estuvieron durmiendo el sueño eterno”, denunció Ávila.

El perredista sostuvo que el diputado presidente hablaba de cambio de imagen, pero la conducta sigue igual. “La imagen de la Asamblea no sólo va a cambiar porque se modifique el reglamento”. Ávila añadió que antes era el 31 de diciembre cuando el Ejecutivo metía “madrugonazos”, pero ahora es a finales de octubre.

Alega que el proyecto de aumento de penas, aprobado ayer en primer debate, es un madrugonazo. “El Ejecutivo es el que está detrás y tiene otras cosas solapadas que atentan contra cualquier ciudadano común”, manifestó el diputado del 8-6.

APURO: MENOS CONSULTAS

Otros opositores han criticado la velocidad con que “Popi” ha apurado las discusiones de las leyes. “Esta semana están aprovechando a tambor batiente a todos los diputados para tratar de complacer al Ejecutivo”, dijo el diputado Renaul Domínguez, quien agregó que se busca complacer al gobierno para mantener su imagen ante los medios de comunicación.

Domínguez reprochó que hay un aceleramiento oficialista que impide discutir y analizar los proyectos, ya que el material les llega en el día y deben analizarlo en “corredera”.

Igualmente, el diputado Rubén Frías consideró que consultar es equivocarse menos. “Le recomiendo a nuestro presidente que consulte más los proyectos y no meta más el acelerador”, alegó.

Frías pidió que se acepten los errores y que aunque cuenten con los votos, deben interactuar. “Considero que muchos proyectos se han pasado sin la debida discusión, sin la debida proyección hacia la sociedad civil que necesita participar en cada proyecto", resaltó.

ES ALGO COMÚN, VARELA

Ante las crtíticas de los diputados opositores, 'Popi' Varela explicó que la última semana de la Asamblea Nacional siempre se encuentra en la encrucijada de “andar un poco más rápido de la cuenta".

“Es la semana donde se aprueba la mayor cantidad de proyectos y esto ha pasado en toda la historia de la institución, no es nada nuevo”, precisó.

Varela expuso que tratan de acelerar el paso, porque la Asamblea vio en un mes ratificaciones que no tienen que ver con leyes. “De aquí al 30 de octubre no hay muchísimos proyectos con acelerador así, al menos que la oposición tenga tácticas dilatorias para tratar de conseguir prebendas con el Ejecutivo”, resaltó el diputado presidente.

La legislatura de sesiones ordinarias comenzó el 1 de julio y al terminar el próximo sábado, los diputados se acogen a dos meses de vacaciones y se reintegran el 2 de enero de 2010.