Temas Especiales

30 de May de 2020

Política

PRD y la segunda vuelta electoral

PANAMÁ. Es un hecho. Entre las propuestas de reformas al Código Electoral estará incluida la segunda vuelta electoral.

PANAMÁ. Es un hecho. Entre las propuestas de reformas al Código Electoral estará incluida la segunda vuelta electoral.

El propio presidente de la República Ricardo Martinelli lo confirmó, asegurando que la medida forma parte de las modificaciones que se efectuarían a la Constitución Nacional.

Y aunque las discusiones de las reformas electorales no han iniciado todavía, ya muchos especulan acerca del difícil camino que tendría que recorrer el Partido Revolucionario Democrático (PRD), si se aprueba la segunda vuelta electoral.

EL VOTO PANAMEÑO

Por tradición, el PRD solo, ha obtenido fácilmente el 33% de los votos, porcentaje que corresponde a la cantidad de adherentes que tiene el partido. Sumando los votos que le aporta las alianzas políticas que establezca, los perredés consiguen un aproximado de entre un 40 a 47%. Martín Torrijos llegó a la Presidencia en 2004 con el 46% de los votos.

Con la propuesta del Ejecutivo, que plantea realizar unas segundas elecciones —si ninguno de los candidatos presidenciales obtiene al menos el 50% de los votos—, el panorama para que el PRD vuelva a llegar al poder se complica.

El partido tendría que pensar en una nueva estrategia.

ALIANZAS GENEROSAS

Para Renato Pereira, analista político, afirma que si el PRD va solo en la contienda electoral de mayo de 2014, con la implementación de la segunda vuelta, probablemente no alcanzaría ni el 45% de los votos.

Pereira sostiene que la mejor opción para el colectivo opositor sería establecer alianzas programáticas, y siendo más generoso en la repartición de las candidaturas. “El PRD tendrá que cambiar de actitud en cuanto a sus alianzas. Tendrá que ser más generoso en la distribución de las candidaturas para diputados, alcaldes y representantes.

Agrega que la habilidad de negociar será determinante también, para que regrese en 2014 a la silla presidencial. La maniobra incluye pactos con los partidos políticos en formación, donde también entraría la izquierda, representada por Frenadeso.

Mario Rognoni, viejo militante del PRD y analista político, opina diferente.

Aunque el PRD ve la segunda vuelta electoral como un atentado contra la representatividad de gobierno, asegura que los perredés no se rendirán tan fácilmente. “Buscaremos establecer alianzas estratégicas con otros partidos, pero no claudicaremos”.

El PRD no está dispuesto a avalar la propuesta oficialista, sino se propone un porcentaje menor al 50% en la segunda vuelta electoral.

La discusión de las reformas electorales comienza en enero.