Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Política

Camiones irán a licitación

PANAMÁ. Aunque el tema no estaba en la agenda del día, los concejales del distrito capital se las arreglaron ayer para dar marcha atrás ...

PANAMÁ. Aunque el tema no estaba en la agenda del día, los concejales del distrito capital se las arreglaron ayer para dar marcha atrás a la compra directa de 51 camiones que se iban a utilizar para la recolección de la basura.

Previo a la decisión de todos los ediles capitalinos, hubo cerca de media hora de conversaciones con el alcalde Bosco Vallarino en la oficina del presidente del Consejo Municipal de Panamá, tal como ocurrió hace dos semanas, cuando se aprobó la compra de los camiones por 8 millones 600 mil dólares.

Al iniciarse la sesión ordinaria, casi dos horas después de lo acostumbrado, el tema sobre la adquisición de los camiones recolectores entró en discusión como parte del período de incidencias del pleno.

“Quiero decir que he decidido desistir de la compra directa de los camiones para recoger la basura; y lo que queremos hacer ahora es una licitación abreviada que contempla la Ley 22”, así, Vallarino ponía distancia en una controversia que por más de dos semanas ocupó la atención de los capitalinos.

La licitación abreviada, de acuerdo a la norma, puede realizarse a cinco días; sin embargo, el alcalde pidió que se hiciera en 21 días, “de forma que no haya dudas sobre la transparencia del proceso”.

Al final, los 21 concejales aprobaron el pedido de Vallarino, quien sin dejar de sonreír, se retiró del palacio municipal haciendo caso omiso a las interrogantes de los periodistas que asistieron a la sesión.

LO SUCEDIDO

La compra directa de los camiones para recoger la basura en la capital puso en vilo a varias compañías automotrices, cuyos directivos aguardaban que la adquisición de esta maquinaria, imprescindible para responder al grave problema de recolección de desperdicios en la capital panameña, se diera mediante una licitación pública.

Pero además, el problema sanitario por la gran cantidad de desperdicios acumulados en la capital del país obligó a las autoridades de Salud a decretar una alerta sanitaria, ante el temor de que la insalubridad pudiera causar una epidemia.

A todo esto, el vicepresidente y canciller Juan Carlos Varela exigió al alcalde Vallarino un nuevo proceso para la adquisición de los camiones recolectores; posición refrendada por el director de Contrataciones Públicas, Eldis Sánchez, quien pidió a la Contraloría no refrendar la compra directa que aprobaron los concejales, exigiendo replantear el proceso.

Roberto Henríquez, ministro de Comercio e Industrias, aseguró que lo que “estamos viviendo es una incapacidad administrativa”, refiriéndose específicamente a la actuación del alcalde Vallarino.