Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Política

Ajedrez político en la Alcaldía

PANAMÁ. El lunes, el país entero se mantuvo en vilo esperando la decisión final de Bosco Vallarino.

PANAMÁ. El lunes, el país entero se mantuvo en vilo esperando la decisión final de Bosco Vallarino.

Luego de que el presidente y vicepresidente de la República le pidieran públicamente al burgomaestre poner su cargo a disposición, la renuncia de Bosco era casi inminente. Pero no fue así.

¿Qué paso? ¿Cuál fue la jugada estratégica de Bosco, al menos para seguir en la Alcaldía tres meses más?

La reunión entre Juan Carlos Varela y Bosco fue determinante en esta decisión, que no fue sólo del alcalde capitalino.

AL SON DE LAS OLAS

Así como llegaba el ocaso, el pasado domingo 4 de julio de la misma manera fueron llegando uno a uno los protagonistas del encuentro que se realizó en la casa de playa de los Varela en Coronado.

En la residencia de playa Varela esperaba a Bosco. Una vez llegó el alcalde capitalino, dio inicio la reunión.

Pero en medio del encuentro, apareció el presidente de la República.

Fuentes del panameñismo aseguraron a La Estrella que allí el mandatario pidió una vez más la renuncia de Bosco, pero el alcalde se negaba a abandonar su silla en el Hatillo.

Fue en ese momento cuando el también presidente del partido Panameñista logró negociar con el presidente la permanencia de Bosco, al menos tres meses más a manera de prueba.

Tras lograr un consenso, llamaron al diputado José Isabel Blandón para pedirle que se hiciera cargo de la Secretaría General de la Alcaldía.

Blandón pediría una autorización a la Asamblea Nacional mientras permanezca en su puesto en la Alcaldía.

CONCEJALES SE REBELAN

Varios de los representantes capitalinos mostraron ayer su descontento con las presiones que ha ejercido el gobierno, al pedirle al alcalde que ponga su cargo a disposición.

Carlos Pérez Herrera, de San Francisco, dijo que el gobierno debe respetar la democracia y la elección popular.

Señaló que lo que debe hacer el vicepresidente y presidente es pagar los $56 millones que le adeuda el gobierno al Municipio para que el alcalde pueda mejorar su gestión.