07 de Dic de 2022

Política

¿El mejor momento para un cambio constitucional?

PANAMÁ. La Constitución Política ha cambiado en algunos aspectos desde 1990, con el inicio de la llamada era post militar en Panamá.

PANAMÁ. La Constitución Política ha cambiado en algunos aspectos desde 1990, con el inicio de la llamada era post militar en Panamá.

El primero de esos cambios se dio el 30 de junio de 1992, cuando la entonces Asamblea Legislativa aprobó la abolición del ejército. El cambio constitucional fue luego ratificado en un referendo celebrado en noviembre de ese mismo año.

El hoy desaparecido mandatario Guillermo Endara Galimany también impulsó en 1994 una reforma para incorporar en el Capítulo XVI de la Carta Magna todo lo concerniente al Canal de Panamá y la Autoridad del Canal de Panamá, logrando su aprobación en la cámara legislativa.

El 30 de agosto de 1998, Ernesto Pérez Balladares sometió a la consideración popular una propuesta que permitía la reelección inmediata del Presidente de la República.

En aquella consulta, salpicada de voces en contra, el 63.7% de los votantes en este referendo objetó las aspiraciones reeleccionistas de Pérez Balladares.

El último cambio se hizo en el año 2004, bajo la presidencia de Martín Torrijos.

Allí, entre otras cosas, se redujo el número de diputados en la Asamblea Nacional, la forma en que se escoge a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y el mecanismo que permite hacer nuevos cambios a la Constitución.

PROMESA DE CAMPAÑA

Durante la áspera carrera por la Presidencia de la República, Ricardo Martinelli dejó en blanco y negro su propuesta en el eje de Gobernabilidad de su plan de gobierno: modificaciones ‘necesarias’ a la Constitución Política.

Martinelli sugiere ‘lograr el fortalecimiento y modernización del Estado...’, enfatizando ‘la reestructuración del sistema judicial, legislativo y electoral’.

La pregunta es si está el país en un momento conveniente para siquiera hablar de estos cambios.

PUNTOS DE VISTA

Según el Artículo 313 de la Constitución Política, solo la Asamblea Nacional, la Corte Suprema y el Consejo de Gabinete pueden proponer reformas constitucionales.

Del bloque sindical, predominantemente izquierdista, Saúl Méndez asegura que no es el actual un momento propicio para siquiera hablar de cambios constitucionales.

‘Hay que analizar y discutir esto ampliamente’, apuntó el secretario general del Suntracs.

La organización ha reiterado la adopción de una Asamblea Constituyente Originaria como fórmula para llevar a una ‘completamente nueva’ Carta Magna.

Por su lado, el dirigente del PRD Javier Martínez Acha indicó que antes de hablar de reformas, ‘debe verse del gobierno una clara disposición de respetar la actual Constitución’, de lo cual no dio muestras al aprobar la Ley 30, ‘que produjo un alzamiento nacional por haberse contrariado la Carta Magna’.

De momento, todo indica que el presidente no quiere perder el ambiente que generó el diálogo sobre las modificaciones a la Ley 30 para meter el tema constitucional en el escenario.

Al parecer, sin embargo, debe salir completamente de este debate, antes de abrir el debate constitucional.