Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Política

Panameñistas se polarizan

PANAMÁ. Dice el presidente Ricardo Martinelli que la Alianza por el Cambio —ese matrimonio entre su partido Cambio Democrático, el Parti...

PANAMÁ. Dice el presidente Ricardo Martinelli que la Alianza por el Cambio —ese matrimonio entre su partido Cambio Democrático, el Partido Panameñista, el Molirena y Unión Patriótica— está más sólido que el Peñón de Gibraltar.

Pero en geología política se puede compartir aquel viejo adagio que dice que ‘tanto da la gota a la roca hasta que abre el hoyo’. Las fricciones entre miembros de la alianza, particularmente, entre el ala panameñista del gobierno, Alberto Vallarino, y los leales e incondicionales de Martinelli en Cambio Democrático (CD), como el ministro de la Presidencia, Demetrio Papadimitriu, han sido evidentes en los últimos meses.

¿UNA ALIANZA MÁS ALLÁ DE 2014?

Transcurridos 15 meses de la llegada al poder, el fuego amigo y las fisuras en la alianza son el pan de cada día.

El pasado 1 de septiembre, en un evidente reconocimiento de los líos internos, Martinelli lanzó aquella frase del ‘Peñón de Gibraltar’. Ello en respuesta a la reacción del diputado José Blandón, que denunció que ‘miembros de Cambio Democrático enviaban señales de no estar dispuestos a mantener la alianza’.

Para algunos, estas señales incluyen el traslado del manejo del tema de la titulación de tierras del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a la Presidencia, lo que provocó la molestia de Vallarino, al punto de que se nombró una comisión que al final dejó el asunto en manos del Ministerio de Vivienda. Otro indicio fue la decisión de someter a consideración de la Secretaría de Metas, adjunta al Ministerio de la Presidencia, el presupuesto del Estado elaborado por el MEF.

Ante este panorama, los panameñistas empiezan a cerrar filas, con miras a preservar la candidatura presidencial de la Alianza de Gobierno en el 2014.

La Estrella conoció, a través de una fuente del Partido Panameñista, que en una reciente reunión, en donde participaron miembros de la alta dirigencia del partido, el ministro de Economía y Finanzas (MEF) aseguró su apoyo a la candidatura presidencial del vicepresidente Juan Carlos Varela, renunciando así a cualquier aspiración en ese mismo sentido. Con Vallarino de su lado, Varela no tendría ningún problema con obtener el banderín del panameñismo para las elecciones del 2014. El banquero era su oponente más fuerte en esta contienda interna.

MIREYISTAS SE ALINEAN

Pero la pelea no será tan fácil. La facción de la ex presidenta Mireya Moscoso parece estar dispuesta a luchar por el partido.

Ayer, el ex ministro de Gobierno, Alejandro Pérez, presentó su candidatura a la secretaría general del partido. Pérez contó con el apoyo de casi todos los ‘mireyistas’, incluyendo a la ex mandataria.

En su discurso, Pérez lanzó dardos contra Varela, cuestionando la alianza que negoció con Martinelli. ‘Lo primero que uno se pregunta es qué negociaron, si pidió el Ministerio de Relaciones Exteriores, donde la mayoría de sus funcionarios son del PRD. Es un Ministerio sin más instalaciones que dos. Esa fue una muy mala negociación de alianza’.

Denunció que la sede del partido está descuidada y en total abandono.

El descuido en la dirección del partido es tan evidente, agregó Pérez, que aunado a ello dice que miembros del partido están desertando.

El candidato a la secretaría general del panameñismo señaló una serie de irregularidades como que se da un ‘trato desigual entre quienes dicen llamarse mireyistas, arnulfistas. No se visita a las bases, no se contestan las cartas, ni los correos electrónicos’.

Una denuncia similar hizo Moscoso, presidenta vitalicia, quien a título personal recordó que hace poco alguien le había dejado una tarjeta de invitación en el partido ‘y una persona dijo que no sabia quién era Mireya Moscoso’.

EN CARRERA

A la par de Varela, existen otras figuras que evalúan participar en las elecciones primarias del partido.

En la lista se encuentran Marco Ameglio y el ex ministro de Obras Públicas, Eduardo Quirós.

Quien si no ocultó sus aspiraciones fue el diputado José Luis Varela, pero condicionando su postulación a la de su hermano y actual presidente del partido. ‘Si él no va, yo voy’, aseguró el diputado.

Con información de Ovidio Lorenzo.