Temas Especiales

26 de May de 2020

Política

Ser o no ser, el dilema dentro del Molirena

PANAMÁ. La existencia del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena) como partido pende de un hilo. La posibilidad de que se...

PANAMÁ. La existencia del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena) como partido pende de un hilo. La posibilidad de que sea absorbido por el gobernante partido Cambio Democrático (CD) ha generado pugnas y hasta acusaciones entre los mismos miembros del apodado ‘pica gallo’.

Los fundadores se niegan a que un colectivo con tanta historia quede reducido a la nada y están dispuestos a pelear hasta el fin por preservar el último bastión del liberalismo en Panamá.

Las galleras están enardecidas y las espuelas bien afiladas; cada dirigente sustenta una tesis diferente, algunos se oponen directamente a la fusión, mientras que otros la consideran un futuro para su génesis política.

‘MERECEMOS RESPETO’

Para uno de los dirigentes del partido del gallo, Temístocles Díaz, el CD debe respetar a su partido y aceptarlo como un colectivo que mantiene la alianza más allá del 2014, no solo como un instrumento para lograr el triunfo presidencial.

Díaz manifestó que los miembros del gallo exigen más participación en el gobierno, ya que por primera vez en la historia política los ‘gallos’ han tenido una voz muy limitada en el aparato gubernamental.

‘En este momento el Molirena no tiene una participación en el Gabinete y nosotros aspiramos no solamente a mantenernos como partido, sino a participar en esas instancias de acuerdo a lo que justamente sacamos en votos presidenciales’, afirmó Díaz.

Díaz no se opone a la alianza, pero reclama justicia para los partidos aliados, ‘estas son las cifras, las cifras no mienten, la matemática es clara, nosotros aportamos 10% de los votos y quisiéramos tener una participación consecuente’, dijo.

Jorge Rubén Rosas, otra figura insigne del partido del gallo, coincide con Díaz. Rosas mantiene su idea de que este colectivo tiene suficiente fuerza para levantarse autónomamente sin la necesidad de una fusión con el partido de gobierno.

LAS FIRMAS DECISIVAS

Por su parte, el presidente del Molirena, Sergio González Ruiz, aseguró que Temístocles Díaz se ha mantenido alejado del partido y que ‘en campaña ni siquiera asomó las narices para que ahora esté hablando de falta de respeto’.

González Ruiz dijo que puede respetar las atribuciones de dirigentes que realmente apoyaron al partido, ‘pero a aquellos que ni saben en qué rumbo va el Molirena no le puede aceptar opiniones chocantes y un tanto ignorantes’.

Según González Ruiz, gran parte de su tiempo lo ha dedicado a visitar a los convencionales en las provincias centrales y que alrededor de 487 firmas han concertado que es buena opción sentarse a conversar con el CD en una posible fusión.

El presidente del Molirena fue claro y explicó que la decisión de una posible fusión la toman los 700 convencionales extraordinarios de manera democrática, no él. ‘Estamos analizando los pros y contras de la fusión, no hay nada concreto todavía’, subrayó Ruiz.