Temas Especiales

28 de May de 2020

Política

La alianza de gobierno ya no se ve tan fuerte

PANAMÁ. Los roces entre representantes de los partidos Cambio Democrático y Panameñista parecen afectar la solidez de la alianza de gobi...

PANAMÁ. Los roces entre representantes de los partidos Cambio Democrático y Panameñista parecen afectar la solidez de la alianza de gobierno, al menos esa es la percepción de un grupo de panameños que miran con pesimismo el futuro de este pacto político.

La coalición de los partidos políticos en mayo de 2010 era la más fuerte, tal y como lo sostuvo el presidente Ricardo Martinelli al comparar la alianza con el peñón de Gibraltar. Al mandatario lo secundaba la opinión pública. Un 41.3% seguía viendo la misma fuerza en la alianza que cuando llegaron al poder en 2009, comparado con un 25.1% que la veía con más fuerza

En los meses siguientes se produjeron una serie de eventos que despertarían las dudas sobre si la alianza llegaría hasta el 2014.

Uno de ellos se dio con el ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino, quien se quedó sin la titulación de tierras y le modificaron la ley de presupuesto, agregando al Ministerio de la Presidencia a la confección del mismo.

Los panameñistas encendieron las alarmas y cerraron filas. Vallarino apeló la decisión de enviar al Ministerio de la Presidencia la titulación de tierras, y al final el Ministerio de Vivienda, otro bastión del panameñismo, quedó a cargo del tema.

Todo esto se dio en medio de una renovación del partido Panameñista de cara a los próximos comicios electorales, donde según palabras de Martinelli, será un panameñista quien vaya a la cabeza de la alianza.

No obstante, el panameñismo enfrenta una crisis. El descontento de las bases podría poner en peligro la candidatura presidencial de Juan Carlos Varela y hay quienes consideran que el panameñismo no tendrá la fuerza suficiente para ser la cabeza de la alianza.

Ahora, un nuevo sondeo respecto al tema refleja un cambio significativo en la percepción ciudadana. El 44.8% de los encuestados vaticinó el fracaso de la alianza antes de 2014, y por ende los partidos de gobierno cada uno con candidato propio. Todo esto en contraste con un 42.3% que sí creen en la solidez de la alianza en las elecciones.

EL PODER DE UN ‘QUE TAL SI TE DIGO...’

Y mientras los panameñismo luchan por tener la fuerza necesaria para alzarse con la Presidencia de la República en 2014, Guillermo Ferrufino, una de las figuras presidenciables del CD, se mantiene con el primer lugar de preferencias en las encuestas. El ministro de Desarrollo Social sigue invicto en el primer lugar, registrando un 83.6% de popularidad en noviembre, comparado con Varela que tiene un 69.4% y el ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, otro considerado presidenciable, con 64%.

PANAMEÑISMO SIN FUERZA

Para el analista político José Isabel Blandón, Varela debe brillar más con luz propia y plantearle al mandatario Ricardo Martinelli cuáles son los derechos que tiene cada partido dentro de la alianza.

Blandón señaló que el partido panameñista ha venido perdiendo imagen frente a sus electorados y membresía. ‘El canciller Varela no ha tenido la capacidad de mostrarle al poder político que no siempre él tiene que ser la sombra de Martinelli’, señaló. El analista reconoció que la alianza ha sido un buen camino, pero aclaró que el partido se está debilitando y perdiendo terreno.

Mario Rognoni, también analista político, considera que la única manera de que la alianza se mantenga fuerte y unida es estableciendo claramente el camino de la repartición del poder en los espacios políticos.

Según Rognoni, mientras no se plantee esta opción nunca se terminarán los problemas de ‘choques’ y confrontaciones dentro del colectivo. Rognoni aseveró que, en pocos meses, el CD sobrepasará en adherentes al panameñismo.