17 de Oct de 2021

Política

Francia garantiza la extradición a Panamá

PANAMÁ. Solo hace falta el visto bueno del gobierno de los Estados Unidos para que el ex general Manuel Antonio Noriega sea extraditado ...

PANAMÁ. Solo hace falta el visto bueno del gobierno de los Estados Unidos para que el ex general Manuel Antonio Noriega sea extraditado a Panamá, así lo informó el vicepresidente y canciller Juan Carlos Varela, tras una reunión que sostuvo en París con el ministro francés de Asuntos del Exterior, Alaín Jupppé.

En la nota publicada por la agencia de noticias EFE se destaca que el canciller aseguró que Francia le ha dado la garantía de que el ex dictador sea extraditado a suelo panameño.

Por su parte, Juppé dijo a EFE que en cuanto se tenga el visto bueno de EEUU se podrá extraditar enseguida a Noriega hacia Panamá.

En tanto, al terminar la reunión con su homólogo francés, el canciller Varela manifestó que con la extradición del ex general se cerraría un capítulo en el que la justicia se verá prevalecida.

Varela no dejó establecida una fecha para que la extradición se concrete, hasta tanto los gobiernos de EEUU y Francia lleguen a un acuerdo.

Frente a la información de que el gobierno francés está solo a la espera del visto bueno de EEUU, el analista político Mario Rognoni dijo que no ve ninguna razón de parte del gobierno estadounidense para que objete el pedido de extradición del ex general Noriega desde Francia hacia Panamá. ‘Ellos lo entregaron, Estados Unidos, no tiene ninguna solicitud de ningún otro país, por eso ya no tienen injerencia. Noriega ya no es de interés para los Estados Unidos’.

Rognoni agregó que los problemas para que el ex dictador panameño no haya sido devuelto a su país son más bien burocráticos. Citó, por ejemplo, que Panamá no tenía tratado de extradición con Francia.

Desde que el ex general llegó a Francia, el gobierno panameño ha realizado tres pedidos de extradición, a través de la Corte Suprema de Justicia, dos de ellos por las muertes del ex viceministro de Salud y guerrillero Hugo Spadafora y el militar Moisés Giroldi y de Heliodoro Portugal.

Noriega fue condenado en 1993 en ausencia a 20 años de cárcel por la muerte y decapitación de Spadafora, perpetrada en 1985, y a otros 20 años de prisión por la de Giroldi, quien lideró un alzamiento militar en contra del entonces dictador en octubre de 1989. El ex general ya había cumplido 20 años de cárcel por tráfico de droga en los Estados Unidos. Al terminar su condena fue extraditado a Francia a pedido de ese gobierno para ser juzgado por lavado de dinero.

En junio de 2010, Noriega enfrentó la justicia francesa, antes había sido juzgado en ausencia.

La Estrella intentó contactar a los abogados de Noriega en Panamá, pero se informó que tienen órdenes precisas de su cliente —Manuel Antonio Noriega— de no dar declaraciones a los medios de comunicación sobre su estado legal.