23 de Oct de 2021

Política

¿Quién gana y quién pierde?

PANAMÁ. Reza un viejo adagio que en política no hay sorpresas sino sorprendidos y el tema de la segunda vuelta electoral lo ha venido a ...

PANAMÁ. Reza un viejo adagio que en política no hay sorpresas sino sorprendidos y el tema de la segunda vuelta electoral lo ha venido a confirmar.

El sorpresivo acercamiento de Cambio Democrático (CD) a la oposición encendió las luces en el panameñismo, que en la noche de ese mismo martes se reunió con el presidente de la República, Ricardo Martinelli.

Martinelli está convencido que la segunda vuelta beneficia a la alianza. La explicación de cómo los tiempos juegan a su favor se la dio a los diputados panameñistas con retroproyector en la Presidencia. Dos horas de negociaciones en las que las boquitas y los traguitos no faltaron. Martinelli logró el apoyo de al menos 17 diputados panameñistas que le dirán sí a la segunda vuelta. Solo José Isabel Blandón, Adolfo Valderrama, José Luis Varela y Jorge Alberto Rosas se oponen.

En el Partido Revolucionario Democrático (PRD), la segunda vuelta también alborotó el ambiente. Aunque el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) insiste en que el partido rechazará de plano la propuesta, varios diputados no están de acuerdo con la dirigencia. ‘Es un tema que tenemos que analizar’, fueron las palabras del diputado y también miembro del CEN Leandro Ávila. Al igual que él, Benicio Robinson, Rubén De León, Freidi Torres y Yassir Purcait analizan con detenimiento los pros y los contras de implementar en Panamá la segunda vuelta electoral.

Cada partido empieza a mover sus fichas como mejor le convenga. Si es materia constitucional o electoral parece tener menos importancia que la conveniencia que daría esta nueva norma a los perredés, a los panameñistas o a los cds.

IZANDO VELAS

En el horizonte se vislumbran dos escenarios: uno que beneficia al CD y otro al PRD.

De aprobarse eventualmente la segunda vuelta electoral, el partido de Martinelli tendría una ventaja sobre sus contrincantes, aún sin la alianza con el panameñismo. Si CD logra pasar a la segunda vuelta teniendo al PRD como contrincante, su capacidad de negociar con viejos aliados podría ser mayor que la del PRD. Aún si queda en tercer lugar, podrían conseguir importantes espacios políticos dentro del gobierno.

No obstante, el analista político José Isabel Blandón tiene una visión distinta de lo que pasaría con la segunda vuelta electoral.

Para Blandón, implementar la segunda vuelta ‘es el peor error político’ que ha podido cometer Cambio Democrático, pues con esta nueva herramienta, el pacto que Martinelli y Varela hicieron en la residencia de la entonces embajadora Bárbara Stephenson se rompería sin lugar a dudas.

‘Al impulsar Cambio Democrático la segunda ronda, están enviando un mensaje muy claro al electorado, ya no confían en su aliado el panameñismo’, sostiene Blandón.

Con la alianza rota, CD tendría que llegar solo al 2014 y se vería obligado a medir fuerzas con el opositor PRD y su ex aliado, el panameñismo. Además, solo en la primera vuelta el PRD se quedaría con la mayoría parlamentaria, ya que este colectivo sí cuenta con una plataforma política mucho más firme que Cambio Democrático.

Aún si lograra pasar la primera vuelta junto al PRD, el resentimiento de los panameñistas hacia CD le beneficiaría al PRD, dándole los votos para ganar.

Blandón opina que en este rejuego político Martinelli está cayendo en una trampa al adelantarse a implementar una segunda vuelta, olvidándose de gobernar. Esto sin mencionar el costo político sin precedentes que implicaría cambiar todo el calendario electoral.

En tanto, Harry Brown, especialista en gobernabilidad del PNUD, opina que tanto los partidos políticos como la sociedad civil han olvidado que lo importante no es a qué partido beneficia la segunda vuelta electoral, sino cuánto aporta a la democracia del país.