Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Política

Una manda por la vida del doctor Arias, lleva a Moscoso cada año a Atalaya

Una manda por la vida del doctor Arias cuando estuvo enfermo en Houston, fue la promesa hecha al Nazareno, por la expresidente de la Rep...

Una manda por la vida del doctor Arias cuando estuvo enfermo en Houston, fue la promesa hecha al Nazareno, por la expresidente de la República, Mireya Moscoso, y es por eso que desde hace 25 años llega hasta la Atalaya a la fiesta del Cristo Milagroso.

En la Atalaya la expresidenta Moscoso, se refirió a la reanudación de las conversaciones entre el Gobierno Nacional y los grupos indígenas señalando que “creo mucho en el diálogo, cuando nosotros estuvimos en la presidencia y teníamos problemas siempre nos sentábamos a conversar; yo iba personalmente a dialogar con las partes, porque con el diálogo se puede llegar a entendimientos”.

Dijo que el tema de las minerías, no es un problema que solamente incluye a los indígenas; incluye a todo el país “los indígenas están aspirando a ciertas cosas. Y hay cosas que no se pueden dar pero sin embargo, sin se pueden llegar a consenso entre ambos”. Moscoso expresó que espera que, tanto por parte del Gobierno como de los indígenas, esto ya termine. Pues, Panamá no puede estar en una zozobra; tomando en cuenta que somos la envidia de todo el mundo por el crecimiento económico que hay, agregó.

Al ser cuestionada si el Mandatario debe conversar con los indígenas, Moscoso contestó: “Yo no puedo hablar por el presidente Martinelli, yo puedo hablar por mí; porque cuando se es presidente no todos actuamos iguales. Yo sin embargo, recuerdo una situación que tuve en Bocas del Toro y estuve hasta las tres de la mañana sentada negociando y llegamos a acuerdos, así que el presidente sabrá que es lo que él tiene que hacer”.

Sobre el tema de los pinchazos telefónicos, Mireya Moscoso dejó saber que ya el procurador está investigando, pero que ella no puede decir si hubo o no pinchazos telefónicos; lo que si señalo es que en su gobierno nunca se dio esta clase de situaciones.