28 de Sep de 2022

Política

Diálogo se retoma con nuevas reglas y hermetismo

PANAMÁ. A puerta cerrada y con mucha reserva se reanudó ayer el diálogo entre la subcomisión especial que discute el tema de las hidroel...

PANAMÁ. A puerta cerrada y con mucha reserva se reanudó ayer el diálogo entre la subcomisión especial que discute el tema de las hidroeléctricas en su nuevo escenario, la sede de las Naciones Unidas en Panamá.

A las 11:00 de la mañana la comitiva que representa al gobierno, la cacica general de la comarca Ngäbe Buglé y la Coordinadora Indígena iniciaron las discusiones, luego de que fueran suspendidas tras un confuso incidente ocurrido el jueves en los predios de la Asamblea Nacional.

La falta de información y reserva de detalles por parte de las autoridades caracterizó el encuentro de ayer, principalmente porque las partes involucradas anunciaron que habían acordado ‘que toda comunicación con los medios se hará a través de comunicados conjuntos’. Dicha información será suministrada al final del día de trabajo.

Además de no dar declaraciones de ‘manera unilateral’, ayer los participantes se comprometieron a cumplir con nuevas reglamentaciones para facilitar el desarrollo del diálogo.

Hoy los participantes volverán a reunirse desde las 9:00 de la mañana en la sede de la ONU en la Ciudad del Saber, donde hablarán del proyecto de Barro Blanco que sigue siendo el punto que los mantiene divididos.

Barro Blanco no ha dejado de ser la manzana de la discordia entre indígenas y gobierno, además de las áreas anexas, donde los grupos ngäbe se oponen a la construcción de hidroeléctricas.

Trascendió que dos subcomisiones fueron creadas durante el día de ayer, una discutirá el artículo de la Ley 10 y el otro abordará el tema de Barro Blanco.

Representantes del gobierno se mostraron positivos con el reinicio del diálogo, el día de ayer. El ministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano, dijo que esperaban ‘llegar a las coincidencias’ que buscan, principalmente por la unidad del país, en beneficio tanto de la nación como de la comarca. El titular de Comercio también recomendó a la dirigencia indígena ‘desprendimiento’, ya que —precisó— el ‘gobierno no ha sido intransigente y ahora le toca a los indígenas ceder’.

PRESIDENTE NO VA AL DIÁLOGO, PERO FESTEJA

Pese a que los indígenas y su cacica, Silvia Carrera, han solicitado la participación del presidente de la República, Ricardo Martinelli, en el diálogo para definir con brevedad el futuro de las hidroeléctricas en la comarca Ngäbe Buglé y las áreas anexas, miembros del gobierno descartaron que acuda a las conversaciones personalmente.

De acuerdo con el ministro Ricardo Quijano, el ‘presidente Martinelli tiene otras responsabilidades’, y elogió el papel que ha desempeñado el equipo de gobierno desde el pasado 8 de febrero, cuando se iniciaron las negociaciones en la Asamblea Nacional.

Según el ministro Quijano, el problema no ha sido el gobierno ni sus representantes en la mesa y llamó a ‘llegar a la realidad’ y lograr consenso.

Pero mientras el diálogo se mantenía a puerta cerrada en la sede regional de la ONU, el presidente prefirió festejar el cumpleaños del ministro de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino, quien celebró ayer en La Chorrera.

‘Vengo a celebrar con un hombre que ha trabajado toda su vida por este lugar’, dijo Martinelli a la televisión loscal, denotando felicidad.

Ferrufino ha anunciado su interés por correr por la presidencia de la República y Ricardo Martinelli ha dejando entrever su favoritismo por el titular del Mides.

NUEVOS ACTORES

Ayer, aparte de estrenar escenario para las conversaciones y definir con prontitud una ley que regule la minería y proteja los recursos hídricos en la comarca Ngäbe Buglé, se sumaron nuevos participantes en las discusiones, que buscarán cooperar para acelerar los acuerdos.

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, participó como mediador, papel desempeñado desde el inicio por el obispo de David, José Luis Lacunza.

Ulloa se ha mantenido pendiente del desenvolvimiento del diálogo y ha hecho varios llamados para que se logre consenso y para que no se dilate las conversaciones. Incluso, el pasado martes se reunió junto a Lacunza con presidente Martinelli y los representantes del gobierno en la mesa de discusión.

De igual forma, Maribel Jaén, de la Comisión de Justicia y Paz, también inició su participación en las discusiones.

CACICA SE REÚNE CON LA ASAMBLEA CIUDADANA

Antes de asistir a continuar con las conversaciones por el tema hidroeléctrico con los representantes del gobierno, la cacica general, Silvia Carrera, participó ayer de la cuarta reunión de la Asamblea Ciudadana.

Carrera agradeció a la organización por la ‘solidaridad’ que han mostrado durante estos días con los indígenas que han estado ‘defendiendo’ los recursos naturales de la comarca.

Además, hablaron sobre la situación generada durante la caída de su cuenta de Twitter, de lo que concluyeron, hay intereses de ‘alguien del gobierno’ buscando algún beneficio.

También la comitiva que acompaña a la cacica les explicó a los miembros de la Asamblea Ciudadana, mediante un mapa, los lugares que pertenecen a la comarca y las áreas anexas, donde también se oponen a la construcción de hidroeléctricas.