Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Política

Moltó, ¿un mal presagio?

PANAMÁ.. . La designación de Julio Moltó en la dirección de la Policía Nacional (PN) ha supuesto duras interrogantes: ¿quién es él...? ...

PANAMÁ..

La designación de Julio Moltó en la dirección de la Policía Nacional (PN) ha supuesto duras interrogantes: ¿quién es él...? ¿Tendrá la fuerza necesaria para dirigir la institución, en tiempos en que la seguridad ciudadana parece colapsar...? ¿Podrá borrar la imagen de ‘militarización’ que pesa sobre la entidad?

Los cuestionamientos no generan ni calma ni respuestas alentadoras. Moltó, —cuya esposa es directora de la Comisión de Cine del Ministerio de Comercio e Industrias— está siendo acusado de haber suspendido todas las telecomunicaciones en el oriente de Chiriquí en medio de las protestas antiminería e hidroeléctricas. Eso se hizo efectivo pese a que el Consejo de Gabinete jamás decretó un estado de emergencia, un paso obligatorio para este tipo de decisiones.

Además, por la propia admisión pública del diputado oficialista Marcos González, Moltó está ligado a las escuchas telefónicas sin autorización, a dirigentes de la sociedad civil, a políticos opositores y a periodistas.

‘¿Cómo cree que un comisionado va a ver al nuev o director que hizo todo eso?’, cuestiona el director de la extinta Policía Técnica Judicial, Jaime Abad.

‘No es que a Moltó le falten pantalones, es algo de institucionalidad. La Policía está arrinconada por los políticos y eso crea apatía entre las tropas’, agrega sin remordimientos.

‘POLICÍA SEGUIRÁ IGUAL’

Entre la clase política y la sociedad civil organizada, el historial de Moltó en el Consejo de Seguridad no genera presagios tan distintos a los de Abad.

Carlos Lee, de la Alianza Ciudadana Pro Justicia, consideró ayer que la llegada de Moltó sólo hará más profunda la ‘débil institucionalidad democrática’ entre los estamentos.

Y el perfil del nuevo jefe de la Policía, aseguró Jaime Abad, no hará que la institución limpie la percepción militar que tiene.

Para el exviceministro de Gobierno Luis Ernesto Carles —víctima de las intervenciones telefónicas— ‘es una burla para la institución que ese señor vaya a dirigirla’.

‘Es muy mal precedente, la Policía representa el respeto a las leyes, y la figura de Moltó le baja la moral’, arremete Carles.

LA OPORTUNIDAD PERDIDA

Los consultados coincidieron en que con el nombramiento de Julio Moltó, el gobierno perdió la oportunidad de encarrilar la institución, poniendo a agentes de carrera. Y no lo hizo, agrega Abad, porque buscan siempre poner a ‘un amigo que los proteja, por encima de lo que pase con la seguridad ciudadana’.