Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Política

Pugna en vieja guardia arnulfista

PANAMÁ. Si en el PRD las pugnas entre copartidarios están a la orden del día, en el panameñismo no se quedan atrás.

PANAMÁ. Si en el PRD las pugnas entre copartidarios están a la orden del día, en el panameñismo no se quedan atrás.

Desde muy temprano, ayer, empezó a circular el rumor de que al excontralor Alvin Weeden lo iban a arrestar.

El comentario surgió justo después de que el excontralor, a través del noticiero de TVN Noticias, hiciera un llamado a la resistencia civil contra la ley 56 de 2011, que regularía las agencias de seguridad a partir del 1 de junio.

EL ENFRENTAMIENTO

Un par de horas más tarde, Antonio Domínguez, panameñista de vieja guardia, denunció a su copartidario, el excontralor Weeden, por la supuesta compra en efectivo de cinco apartamentos del edificio H2O en la Avenida Balboa.

En conferencia de prensa, Domínguez pidió a la Dirección General de Ingresos (DGI), Contraloría y Procuraduría investigar esta compra.

‘Cómo puede un individuo que en 2003 le negó a su hermano George Randal Weeden, 25 mil balboas, para que pudiera pagar el apartamento en Paitilla que se lo estaban rematando el Banco de Bogotá, alegando que no tenía dinero’, dijo.

‘Yo lo que quiero es que tanto el Procurador o la Contralora, como el gallito de la (DGI) hagan las investigaciones pertinentes para ver de dónde salió ese dinero’, expresó efusivamente Domínguez.

Mediante una nota remitida al jefe de la DGI, el panameñista se mostró convencido de que es muy fácil investigar la procedencia del dinero que utilizó Weeden en la compra de los cinco apartamentos, verificando sus declaraciones de renta, ya que Domínguez estimó que en la compra de los condominios se paga una suma aproximada de 900 mil dólares.

WEEDEN RESPONDE Y LO TILDA DE PAYASO

Así las cosas, al excontralor Weeden no le extraña la denuncia pública que hiciera Antonio Domínguez, a quien calificó de ‘calumniador profesional’.

‘Me río de estas payadas y del payaso sin maquillaje de Tony Domínguez’, puntualizó Weeden en RPC Radio, al tiempo que agregó que preferirá no prestarle atención a la ‘mentira’ de Domínguez y solamente por respeto a la opinión pública, dijo ‘desmiento esa acusación’.

Ante la solicitud de Domínguez a las autoridades para que investiguen a Weeden y la procedencia de los recursos económicos para comprar los pisos en el exclusivo edificio, el excontralor sustentó que la compra de las propiedades fue una transacción de su esposa y la documentación de la hipoteca reposa en los bancos locales, y que así lo puede demostrar en cualquier momento.

Irónicamente, el excontralor recordó que hace aproximadamente seis meses, fue el propio presidente de la República, Ricardo Martinelli, quien durante una entrevista en la televisión local, sacó a relucir la misma compra que hoy denuncia Domínguez. ‘Domínguez lo único que está haciendo es prestarse a las mismas cosas de Martinelli’.

Alvin Weeden funge como abogado del empresario Roberto Eisenmann, a quien la DGI secuestró 35 fincas de su propiedad. No le parece curioso que Domínguez enviara una carta a Luis Cucalón, director de esta entidad, para que también lo investiguen y deja claro que podría tratarse de una persecución de parte del gobierno.

De acuerdo con Weeden, un amigo cercano le había advertido la noche anterior de esta situación e incluso le había mencionado que utilizarían al Procurador de la Nación para apresarlo y a la DGI para perseguirlo.