Temas Especiales

01 de Oct de 2020

Política

Martinelli acusa a oposición y pide respeto a final del Informe a la Nación

El presidente de la República, Ricardo Martinelli, dijo este domingo 1 de julio, al finalizar su Informe a la Nación, que "las acciones ...

El presidente de la República, Ricardo Martinelli, dijo este domingo 1 de julio, al finalizar su Informe a la Nación, que "las acciones de violencia incitadas por grupos opositores pusieron en peligro nuestra estabilidad y fueron lamentables".

"No hay excusa para que grupos políticos utilicen la violencia para oponerse a un gobierno democráticamente escogido por el pueblo", dijo el gobernante ante los diputados, figuras importantes en la Asamblea Nacional y el país.

Eran esas palabras las mismas de la última cuña del Gobierno Nacional que fue difundida antes el Informe y que molestó a opositores.

Pero en la parte referente a la Iglesia Católica, en esta ocasión agradeció los esfuerzos de monseñor José Domingo Ulloa para buscar los canales del diálogo.

Recordó que el artículo 149 de la Constitución faculta al Ejecutivo a llamar a sesiones extraordinarias para temas específicos defendiendo así las sesiones del lunes 18 y martes 19 de junio, que fueron violentas.

"Puede ser que algunos de los proyectos de leyes aquí presentados no fueron debidamente consensuados, pero este Gobierno siempre actuó conforme a la Ley y a la Constitución", señaló.

El mandatario criticó a los opositores por esos hechos en el Legislativo y afirmó que hay daños irreversibles, hay capital que no vuelve e imágenes que no se borran.

"Algunos pocos, con mezquinos intereses políticos, no miden el daño que le hacen al país atentando contra la buena imagen que tenemos y que tanto nos ha costado a todos los panameños construir".

El jefe del Gobierno panameño admitió errores. "Me he equivocado como ser humano y lo admito, pero sé reconocer y enmendar mis errores".

Pidió arreglar los problemas de Panamá "mediante el diálogo" e "internamente".

"Entiendo que la oposición haga oposición, pero por favor que no critique en el extranjero que eso nos hace mucho daño al país".

Sin dar nombre, parecía una pulla contra el vicepresidente Juan Carlos Varela que viajó a Estados Unidos y en la OEA habló de preocupaciones por la gestión del mandatario.

En tanto, Martinelli manifestó que pese a las críticas la democracia está intacta y la libertad de expresión "ha sido respetada y no es negociable", pese a los "ataques sistemáticos" que han recibido durante tres años, "ataques que duelen y traen llantos a los hogares".

Pidió "un examen de conciencia" a quienes los "atacan sin tregua" y solicitó que entre todos busquen un punto de encuentro y respeto.

El mandatario ofreció disculpas a los empresarios "honestos", que cumplen con su responsabilidad tributaria, que se pudieron ofender cuando los llamó "empresaurious".

"No dejemos que la política nos separe... Seguiré caminando en los zapatos del pueblo. Voy a salir de esa oficina refrigerada y a buscar el calor del pueblo".

De los 49 minutos del discurso, utilizó los últimos 6 minutos para hablar de la oposición, el llamado de la Iglesia y los ataques.