Temas Especiales

28 de Sep de 2020

Política

Gálvez pide a diputados no subir a incomodar en su puesto de presidente

El diputado Sergio "Chello" Gálvez, nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Panamá, está súper cambiado y hasta sus colegas se extr...

El diputado Sergio "Chello" Gálvez, nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Panamá, está súper cambiado y hasta sus colegas se extrañan.

La sesión, según el Reglamento Interno, tiene su primer llamado a las 3:30 de la tarde, pero los diputados no son puntuales y muchos no asisten.

El presidente inicia sesión a eso de las 4:30 de la tarde y muchas veces a las 5:00 de la tarde pasada producto de la tardanza de los "padres de la patria".

Gálvez, que en palabras de Juan Carlos Tapia es "él que menos asistencia ha tenido históricamente en una Asamblea en todos los tiempos", hizo la diferencia en la sesión del lunes 2 de julio, un día después de instalada la cuarta legislatura. Arrancó puntual el debate, a las 3:27 de la tarde.

En varias ocasiones, mientras Vicenta Melania Herrera, la relatora legislativa, leía las actas y documentos, Chello Gálvez llamó al orden y regañó a los diputados, instándolos a tomar asiento y prestar atención.

Pero no solo eso, fue férreo con el tiempo y cortaba a cada diputado que se pasaba de los minutos estimados para hablar en el Periodo de Incidencias, de la bancada que fuera.

Su colega, Dana Castañeda, de su mismo partido Cambio Democrático, acusaba al director Marcos Mora, de la Autoridad de Tránsito, de perseguir a transportistas de Coclé, pero Chello Gálvez la cortó al haberse terminado su tiempo. Quedó, prácticamente, con la palabra en la boca.

A otros diputados les pasó lo mismo como al opositor Renauld Domínguez.

El diputado José Luis Fábrega elogió al nuevo jefe del Legislativo debido a la precisión de arrancar el debate a tiempo, incluso recordó que tiene 13 años de ser legislador y nunca había iniciado de forma puntual. "Felicidades", dijo.

Asimismo, Raúl Pineda resaltó que se está siendo puntual con el tiempo para que cada diputado haga uso de la palabra.

"Se acabó, se acabó", comentó a la decisión de Gálvez de cortar al diputado al vencimiento de su tiempo.

El diputado Elías Castillo elogió al nuevo presidente por ser del corregimiento de El Chorrillo, un barrio pobre de la capital, que para algunos extranjeros le suena a invasión cada vez que lo escucha.

Pero al cabo de las horas, Gálvez les pidió a los diputados que no se le acercen al puesto de la Presidencia en el hemiciclo "para que no lo descontrolen".

"En el día de hoy han subido aquí 33 diputados, esto ha sido muy engorroso para mí, me descontrola, yo les pido que por favor cuando esté manejando el debate no suban aquí porque me descontrolo", contó, haciendo el llamdo de atención.

Expresó que en el puesto, cuando dirige, no es el mejor lugar para hablar con él. "Necesito concentración... allí tengo mi oficina párense temprano... para los que quieren hablar conmigo con mucho gusto los atiendo", agregó.

Cabe señalar que antes había un "corralito", en la presidencia de José Luis "Popi" Varela, consistente en barras de madera que protegían los puestos del Presidente y Vicepresidente de las curules, y tenían llaves, pero todo fue eliminado por las críticas.