Temas Especiales

28 de Sep de 2020

Política

R. Henríquez es el nuevo superministro de Martinelli

PANAMÁ. De manera repentina, el ‘gobierno del cambio’ rompió ayer el hermetismo y admitió la renuncia del ministro de la Presidencia, Ji...

PANAMÁ. De manera repentina, el ‘gobierno del cambio’ rompió ayer el hermetismo y admitió la renuncia del ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu.

Aunque el presidente de la República se jactó el pasado sábado de que ‘ningún ministro renuncia por medio de un periódico’, contradictoriamente ayer la página web del diario Panamá América fue la primera que informó que una fuente allegada a la Presidencia de la República les confirmó que el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Henríquez, reemplazaría a Jimmy Papadimitriu. El vicecanciller Francisco Álvarez De Soto se encargará temporalmente del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Minutos después, la Secretaría de Comunicación del Estado confirmaba la información que ya había empezado a correr como pólvora por las redes sociales. En un comunicado de tan solo tres líneas, se admitía la renuncia de la cual había informado La Estrella la semana pasada.

‘Ha sido un error estratégico de cálculo’, menciona el analista político Edwin Cabrera, quien considera que la situación afecta de forma importante la imagen del gobierno de Ricardo Martinelli.

SEÑALES DE VIDA

Ayer también Demetrio Papadimitriu dio sus primeras señales de vida a través de tuits.

El extitular respondió las felicitaciones de algunos cibernautas por la gestión que realizó al frente del Ministerio de la Presidencia.

Incluso hubo un cibernauta que insinuó que Papadimitriu era una de las mejores figuras presidenciables de Cambio Democrático para los próximos comicios electorales.

Lo que sí quedó en evidencia es que el presidente Martinelli y sus ministros pactaron un código de silencio. Nadie se atrevió a confirmar o desmentir la renuncia del titular de la Presidencia.

El ministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano, otro cercano colaborador de Martinelli, se atrevió a asegurar que Papadimitriu se mantenía en el cargo.

Fuentes allegadas al Palacio de las Garzas afirmaron a La Estrella que hasta ayer el presidente de la República aún mantenía la esperanza de que Papadimitriu no abandonara el Ministerio de la Presidencia y por esta razón se había negado a dar una declaración oficial sobre el asunto.

Todo apunta a que la salida del ministro de la Presidencia es tan solo la punta de un gran iceberg de dimisiones que se avecinan. Ya se habla de que la viceministra de la Presidencia, María Fábrega, estaría analizando la posibilidad de renunciar; lo mismo podría hacer el titular del Ministerio de Obras Públicas, Federico José Suárez.

Incluso el presidente de la Asamblea Nacional de diputados, Sergio Gálvez, sugirió al Ejecutivo cambios en el Gabinete. Mencionó que por lo menos tres ministros deben ser cambiados, sustentando desgaste propio del cuerpo humano.

LOS TENTÁCULOS DE UN MINISTERIO

Por más de 72 horas, el país estuvo en ascuas ante el manejo político que le dio el gobierno y sus voceros al tema de la sorpresiva renuncia de ‘Jimmy’ Papadimitriu.

El nuevo ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, es uno de los vicepresidentes del oficialista Cambio Democrático y en la campaña electoral del 2004 fue el compañero de fórmula de Ricardo Martinelli, aspirando entonces a la primera vicepresidencia de la República.

Henríquez viene con el mandatario desde los inicios de Cambio Democrático y fue la figura que reemplazó al vicepresidente Juan Carlos Varela en la Cancillería tras la ruptura de la alianza entre panameñistas y Cambio Democrático.

Ahora Henríquez reemplazará a quien fuera la mano derecha desde antes de iniciar el gobierno de Martinelli, lo que comprueba la cercana relación entre Henríquez y el presidente.

Martinelli ‘tenía que poner ahí a una persona que haya hecho demostración de lealtad, fidelidad y sumisión’, dice sin mostrarse sorprendido con el nuevo nombramiento el abogado Miguel Antonio Bernal.

Sobre los hombros de Roberto Henríquez pesarán a partir de su designación como ministro de la Presidencia grandes responsabilidades y los ‘superpoderes’ a los que renunció Papadimitriu la semana pasada.

Y es que ‘la nueva mano derecha del presidente Martinelli’ tendrá bajo su cargo una planilla de al menos 3 mil 860 funcionarios de por lo menos unas diez instancias adscritas a esa cartera, entre las cuales están: Consejo de Seguridad, Senadis, Secretaría de Energía, Consejo Nacional de Desarrollo Social, Programa de Ayuda Nacional, Concertación Nacional para el Desarrollo, Servicio de Protección Institucional y, por supuesto, este ministerio abandera los proyectos insignia del gobierno que forman parte de la lista de los llamados ‘imperdonables’: el Metrobús, el Metro de Panamá y la Cadena de Frío.

Para la vigencia fiscal de este año, la Asamblea Nacional aprobó un presupuesto de 927 millones de dólares para el Ministerio de la Presidencia, solo superado por Salud y Educación.

El presidente del Partido Popular (PP) y hermano del nuevo ministro de la Presidencia designado, Milton Henríquez, separó la relación familiar con la relación política que tiene con Roberto Henríquez.

En su cuenta de Twitter, señaló que ‘como hermano le deseo éxito a Roberto, como presidente del PP espero que el nuevo ministro de la Presidencia ayude a que el presidente Martinelli corrija el rumbo’.