Temas Especiales

28 de May de 2020

Política

La ‘imprudencia’ del presidente Martinelli en Japón

PANAMÁ. El presidente de la República, Ricardo Martinelli, partió ayer de Japón con un contrariado sabor de boca: consiguió, por un lado...

PANAMÁ. El presidente de la República, Ricardo Martinelli, partió ayer de Japón con un contrariado sabor de boca: consiguió, por un lado, impulsar la participación de empresas niponas en Panamá, y por otro, la condena del gobierno de China.

Martinelli, en una reunión con el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, le había mostrado su apoyo en una reclamación a la República de China, por la soberanía de un archipiélago conocido como Senkakyu.

Lo que Martinelli nunca estimó es cuán rápido resonarían sus palabras en el plano internacional. El portavoz de la Cancillería china, Hong Lei, instó a Martinelli a evitar ‘menoscabar’ los intereses de Hong Kong.

‘El intento de Japón por traer a un tercero en la disputa para fortalecer su reclamo de soberanía es completamente en vano’, insistió Hong, en un intento por desnudar una posible estrategia detrás de las palabras de Martinelli.

EL DESACIERTO

Estratégico o no, en Panamá el ‘desacierto’ presidencial en Tokio generó críticas y puso en el debate público el rumbo que en diplomacia lleva el gobierno ‘del cambio’.

Es que primero, sostienen expertos en relaciones exteriores, Martinelli puso en peligro las relaciones del país con la Liga Árabe, al mostrarle su apoyo a Israel para la custodia de Jerusalén. Y luego, instó a Nicaragua a retirar sus tropas de las aguas del río San Juan y abandonar una disputa con Costa Rica por el afluente.

Para el excanciller Jorge Ritter, Martinelli, ‘como tantas veces lo ha hecho, improvisó una respuesta (a Japón), sin darse cuenta de la trascendencia de lo que decía, comprometiendo la posición de Panamá en el mundo’.

‘Dificulto mucho que la cancillería panameña haya estudiado a fondo el problema del archipiélago de Senkaku como para hacer un pronunciamiento de esa naturaleza’, apuntó Ritter.

China y Japón mantienen desde finales de los años sesenta un litigio por el control de Senkaku, cuyas islas esconden yacimientos potenciales de hidrocarburos.

Para Ritter, ‘ni siquiera los anfitriones japoneses pueden agradecer un comentario que ellos saben que no es producto de la reflexión sino de un arrebato de cortesía, y porque deben estar seguros de que si la visita hubiera sido a China el comentario se habría hecho en la dirección contraria’.

El también exembajador ante la ONU Ricardo Alberto Arias cuestionó que Martinelli haya intervenido en un tema que está siendo manejado ‘bilateralmente por China y Japón’.

‘Este es un caso muy sensitivo, la posición de Martinelli no fue responsable’, aseguró

El excanciller Samuel Lewis Navarro, por su lado, advirtió que Panamá, de una nación que aporta a la resolución de conflictos, está complicándolos. ‘Es una mala práctica de Martinelli’. Los expertos instaron a Martinelli a retractarse.