Temas Especiales

29 de May de 2020

Política

La Defensoría, de nuevo al debate

PANAMÁ. Milton Henríquez, uno de los propulsores de la creación de la Defensoría del Pueblo panameña, dice creer que después de Juan Ant...

PANAMÁ. Milton Henríquez, uno de los propulsores de la creación de la Defensoría del Pueblo panameña, dice creer que después de Juan Antonio Tejada —el primer defensor del Pueblo—, ningún otro ha entendido cuál es el rol de esa institución.

Por eso los escándalos y choques permanentes en una institución llamada a defender los derechos humanos y los que consagra el título tercero de la Constitución. Por eso Patria Portugal, Liborio García y el fracaso del rol colaborador de la institución.

Aún con ese estigma, la Asamblea Nacional se alista para, a finales de mes, decidir quién será el próximo defensor(a), tras la accidentada salida de Portugal por el otorgamiento de contratos por casi medio millón de dólares de manera irregular.

Los diputados abrirán hoy el proceso de preselección de los candidatos a obdusman, con la recepción de las postulaciones. Este paso concluirá el viernes 23.

En siete días, los diputados de la Comisión de Gobierno concretarán la lista de los aspirantes y la hará pública. Los que figuren en ella deberán comparecer, luego, ante los comisionados, quienes escucharán sus razones para postularse al cargo.

Según un reglamento establecido la semana pasada por la directiva de la Asamblea, un quinteto de oficialistas y cuatro opositores definirán quiénes serán declarados ‘idóneos’ para ir al pleno del poder Legislativo y disputarse ahí la titulación de ‘defensor’, aunque tras bastidores todos apuntan a que el nombre, como ocurrió con Patria Portugal, se definiría en el Palacio de las Garzas, en el Casco Viejo.

Aquí no hay separación de poderes, dirá usted. Los diputados lo esquivan. Aseguran que el proceso de se lección ocurrirá con independencia. Advierten que no elegirán a nadie vinculado legalmente con algún partido político al menos 30 días antes de la fecha de selección ni si carecen de probidad.

En la sociedad civil reclaman transparencia, para que la Defensoría funcione de una vez por todas.