19 de Ago de 2022

Política

Ejecutivo rumbo a su retoque final

PANAMÁ. Al menos una decena de funcionarios de alto rango en el Ejecutivo deberán abandonar sus cargos y obligar al presidente Ricardo ...

PANAMÁ. Al menos una decena de funcionarios de alto rango en el Ejecutivo deberán abandonar sus cargos y obligar al presidente Ricardo Martinelli a hacer retoques en su tren de gobierno.

A seis meses del fin de su período en el Palacio de las Garzas, Martinelli aplicará cambios en su equipo, a razón del artículo 27 del Código Electoral, que ordena la renuncia de los funcionarios con mando y jurisdicción que corran para algún puesto de elección popular.

Así las cosas, el mandatario deberá designar un gobernador en Chiriquí, en reemplazo de Aixa Santamaría; un director para el Ipacoop, por Ana Giselle Rosas; y un director Nacional de Trabajo, en lugar de Samuel Vargas.

En esa última institución también se proyecta la salida de la ministra Alma Cortés, quien se postulará para una curul en el Parlacen; la de la viceministra Dalila Mosquera, electa como candidata a diputada en Darién; y de los ministros Guillermo Ferrufino y Giselle Burillo, a quienes —según fuentes de Cambio Democrático— se les cedería un espacio para una diputación en el circuito 8-7.

LOS ‘BENEFICIADOS’

En el Gabinete, los cambios significarían la tercera metamorfosis. La primera Martinelli la aplicó después de la salida de los panameñistas del gobierno, y la segunda en 2012, tras sucesivos escándalos de supuesta corrupción, principalmente con los ministros Franklin Vergara y Federico Suárez.

Empero, el retoque del gobierno no alcanzará a una lista de ministros a los que el partido oficialista encomendó tareas de peso en la campaña presidencial de José Domingo Arias.

El titular de Economía, Frank de Lima, fungirá como presidente de la comisión que elaborará el programa de gobierno de CD para la campaña, mientras los de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano; y de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega, integrarán el frente que negociará con el Molirena las particularidades de una alianza venidera.

La medida de separación alcanzó, empero, al presidente del Molirena, Sergio González Ruiz, que esta semana dimitió de la Lotería Nacional para dedicarse a la campaña en su partido.

LAS POSICIONES

El vocero presidencial Luis Eduardo Camacho no vio necesidad de que estos últimos salgan de su cargo, en virtud de que la ley no lo dice. ‘Una cosa es alguien que tenga un rol en la campaña y otra es el que corra’, sostuvo.

El analista Mario Rognoni cree, sin embargo, que esta decisión podría no sólo afectar la forma en la que se lleve al gobierno en su ocaso, sino darle descrédito a la campaña reeleccionista del oficialismo. ‘Esto es algo malo pero hecho costumbre. Todos lo han hecho, y en CD dará la sensación de que se usan fondos públicos para la campaña presidencial’. ‘Hay que ver que no usen escoltas y autos oficiales para sus reuniones’.