Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Política

Avidel Villareal, el nuevo blanco de ‘La Tendencia’

PANAMÁ. Aunque no está en juego el Superbowl, este domingo será para la política criolla, algo similar a lo que es el súper domingo para...

PANAMÁ. Aunque no está en juego el Superbowl, este domingo será para la política criolla, algo similar a lo que es el súper domingo para los americanos. Tres de los cinco partidos políticos que participarán en los comicios sentarán las bases de lo que será su estrategia para las elecciones de mayo de 2014.

Por el lado del oficialismo, el gigante Cambio Democrático (CD) y su satélite, el Molirena establecerán los términos de alianza y hasta darán el lineamiento de quién será el candidato o la candidata que acompañará a José Domingo ‘Mimito’ Arias en la nómina presidencial.

Pero por los lados del partido que tiene como inspiración a Omar Torrijos, tendrán un día más complicado. Los 310 miembros del Directorio Nacional tienen que definir quiénes serán sus veinte candidatos al Parlacen, además Laurentino Cortizo Cohen presentará el Plan de Todos, el primer borrador de la propuesta de gobierno que presentará al electorado el Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Pero más allá de la formalidad, Juan Carlos Navarro, candidato presidencial perredista tendrá el reto de enfrentar la resistencia interna o resabio de ‘La Tendencia’, que tiene sus caras visibles en Mitchell Doens y Francisco Sánchez Cárdenas, exsecretario general y expresidente del PRD. Ninguno de los dos es parte del Directorio, instancia que integran 300 directores a los cuales se suman 10 miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

EL NUEVO TROFEO

Desde que capitaneó la conocida Ola Azul, Juan Carlos Navarro, ha tenido en Doens, Sánchez Cárdenas y algunas figuras de ‘La Tendencia’, hoy bautizados como ‘Los Dinosaurios’, la mas férrea oposición. Incluso le impusieron un ultimátum para que lograra dar vuelta a los resultados adversos de las encuestas o de lo contrario que renunciara a la candidatura, a fin de dar oportunidad al colectivo de encontrar a otra cara que los representara en la contienda de mayo de 2014.

Ha sido, una batalla sin cuartel y el principal escenario de guerra ha estado en los medios de comunicación. Aunque a lo interno de las bases, los rumores, comentarios de pasillos y especulaciones, no han cesado, convirtiéndose en fuente de temor y preocupación en las filas perredistas.

Cualquier intento por sumar a estas fuerzas a la campaña ha fracasado, Navarro se ha visto obligado a dedicar todos estos meses a tratar de sumar a los representantes de ‘La Tendencia’, incluso les cedió espacio en la estructura de la campaña, pero en lugar de limar las asperezas, éstas se han agudizado.

En medio de la lucha de poder quedó Avidel Villareal, un abogado interiorano, a quien cuestionan su poca militancia y trayectoria a lo interno del PRD.

La pretensión de ‘La Tendencia’, reemplazar a Villareal del cargo de coordinador y jefe de la campaña del PRD, hasta el momento no ha sido posible. Según conoció La Estrella, ésta sería una de las propuestas que quieren llevar al directorio, los incoformes. Los últimos días han buscado acercamiento con cada uno de los 300 directores, con miras a lograr el apoyo para una resolución, acción que al parecer no ha logrado rendir los frutos esperados.

EL RETO DE NAVARRO

A partir de hoy quedan solamente catorce días para que el PRD defina si irá en alianza con otro partido político. En este caso su opción más probable, el partido Panameñista, se distancia cada vez más ante los resultados de las encuestas de opinión y la disyuntiva de cuál de los dos Juan Carlos —Navarro o Varela— cede su candidatura presidencial.

‘Hay que aplastar las cucarachas dentro de casa’, dijo categóricamente Benicio Robinson, presidente del colectivo, quien denunció la existencia de un Judas que no identificó a lo interno del partido. Tras insistir en que apoya las aspiraciones de Navarro, pues fue el que resultó elector en las elecciones primarias presidenciales perredistas.

A partir de hoy, Navarro además de consolidar su liderazgo a lo interno del colectivo, despejar cualquier duda sobre resistencia interna y acercar al PRD a su 33% de preferencia electoral histórica tendría que empezar a trazar el camino hacia afuera e intentar volver a posesionarse en las encuestas que estuvo encabezando por meses.

Hay quienes plantean la posibilidad de que se deje abierta la puerta y se apruebe mediante resolución que de aquí al 28 de diciembre —último día para pactar una alianza con otro partido— sea el propio Comité Ejecutivo Nacional, el que encargado de negociar un pacto político.

Para lograr su objetivo, Navarro ha sumado a sus filas a Balbina Herrera, Laurentino Cortizo, Juan Carlos Arosemena, Martín Torrijos y al propio Benecio Robinson, actual presidente del PRD, hasta Ernesto Pérez Balladares, que a pesar de su posición zigzagueante mantiene a sus cuadros en la campaña, además de la bancada legislativa que en su mayoría formaron la Ola Azul.

El principal reto de Navarro es eliminar cualquier foco de resistencia para arrancar su campaña hacia afuera del PRD de lo contrario tendrá que capitanear hasta el 2014 una debilitada nave perredista que estaría condenada a repetir la derrota electoral del año 2009 por la misma causa, la división a lo interna.