Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Política

‘El que pierde es el país y mi circuito’

Francisco Eloy Vega no tiene pena de hablar de su derrota ni de cómo se sintió al recibir la noticia.

‘El que pierde es el país y mi circuito’
‘El que pierde es el país y mi circuito’

Francisco Eloy Vega, diputado del circuito santeño 7-2, ganó en 2009 con 15 mil votos, la mayor cantidad para un candidato en la historia de su circuito. Cuatro años después, 2013, no logró vencer a su contendiente, Olivares Frías, en las primarias de su partido, el Revolucionario Democrático. ¿Cómo se siente ser parte de la tercia de derrotados? Aquí, una mirada más personal al asunto.

¿CÓMO RECIBIÓ LA NOTICIA DE QUE PERDIÓ?

Para mí fue una decepción, porque fui uno de los diputados más leales al PRD, no fui tránsfuga. Pienso que hice un trabajo digno en la Asamblea, y merecía ser candidato nuevamente. Desafortunadamente, pudo más lo material que el aspecto ideológico. Mi adversario (Olivares Frías) recurrió al clientelismo político para comprar votos. Fue una decepción, de nada sirvió la lealtad. Yo entré al PRD por el torrijismo, pero veo que, desafortunadamente, esta doctrina política está entrando al estercolero de la historia.

¿ESTÁ DECEPCIONADO DEL PARTIDO?

No. En la medida en que hombres como nosotros nos preocupemos por proteger al partido, lograremos que el torrijismo vuelva a ser la base fundamental del PRD.

SE CRITICA MUCHO A LA ASAMBLEA, EN GENERAL, PERO LA MAYORÍA VAN A TENER CHANCE DE BUSCAR LA REELECCIÓN. ¿CREE QUE SU DERROTA FUE PORQUE FUE MAL DIPUTADO?

Lastimosamente, el pueblo panameño no tiene claro qué es ser diputado. La Constitución indica que el diputado está para hacer leyes; pero el pueblo no nos valora por lo que hacemos en la Asamblea; sino como un representante de corregimiento grande. Si se pregunta cuál fue mi participación en la Asamblea, ni el 2% sabe lo que hice. Fui beligerante en todo momento, estuve en el debate; pero eso no lo valora la gente. Ellos valoran más lo que les das, lo material.

¿HAY INFLUENCIA EN LAS PRIMARIAS O SON LIMPIAS?

En lo teórico, son muy buenas; pero en la práctica, en un país como este, sin cultura política, sencillamente las primarias seguirán siendo un instrumento para el clientelismo. Cuando se avecinan las primarias, los candidatos inscriben en el partido gente en cantidades industriales y cuando pasan las votaciones, se borran.

¿A ALGUIEN LE INCOMODABA SU DERROTA?

Si hay algo normal en los partidos es que hay fuego amigo. Yo pertenecía a la ‘Ola Azul’, pero tengo entendido que los miembros de TOCOMA (Todos Contra Martinelli) hicieron inversiones fuertes de dinero para que Olivares Frías, el actual candidato, comprara votos. Hay pruebas de la gran cantidad de votos que compró. Quiero hacer notar que a Olivares Frías no lo voy a apoyar. Y no porque me ganó, sino por varias otras razones: En el 2009, cuando yo le gané, no me apoyó, sino que respaldó a Cambio Democrático; segundo, me puso tres denuncias electorales, por lo que tendría que tener agua en las venas, y no sangre, para apoyarlo. Sería una vergüenza nacional si lo apoyo.

¿CAMBIÓ EL TRATO DE SUS COLEGAS PARA CON USTED UNA VEZ SE SUPO QUE YA NO IBA LAS ELECCIONES?

No, yo tengo una ventaja. Como educador que soy, siempre he ganado la simpatía de la gente. Nunca he sentido rechazo de los diputados.

SE DICE QUE CUANDO SE SABE QUIÉN ES EL PRESIDENTE ELECTO, EL MANDATARIO EN TURNO PIERDE PODER. ¿OCURRE LO MISMO EN LA ASAMBLEA?

Lógicamente, de eso no hay duda. Aunque, por ser opositor, nunca he tenido poder. Como decía Arnulfo Arias: ‘Tongo bota’o no pone boleta’.

¿Y ALLÁ EN LOS SANTOS, CÓMO HA SIDO TODO?

Yo continúo luchando por mi provincia y mi circuito. Después de mi pérdida logré que se instaurara el nuevo corregimiento de El Ejido, la ley que da un subsidio al Encuentro del Canajagua y, tras muchos debates, logré la ley que reconoce el Corpus Christi como patrimonio nacional.

¿TENÍA UN ‘PLAN B’ EN CASO DE NO GANAR?

Yo soy educador. El ‘plan b’ es regresar a dictar mis clases de Historia y Geografía en el Primer Ciclo Chichica, en Tolé.

¿YA HA PENSANDO EN CÓMO VA A SER EL GOLPE DE SER DIPUTADO Y TENER TANTAS FACILIDADES, Y LUEGO VOLVER A SER EDUCADOR?

No llegué a la Asamblea para ver cuánto me tocaba. Los que sí llegaron con esos planes son los que están en problemas. Yo fui representante de corregimiento dos veces en mi pueblo, fui director del IFARHU en la provincia y luego diputado. Eso me tiene sin cuidado. Cuando era maestro, fui matarife, cargué sal. Si tengo que volver a hacerlo, lo haré. Mi bandera es la del proletariado. Aquellos que cambiaron de pobres a millonarios, sí están en problemas. Si bien es cierto llegué a la Asamblea, mi vida ha seguido siendo la misma.

¿VA A INTENTAR VOLVER A LA ASAMBLEA?

No. Aquel que no tiene 900 mil dólares o un millón, mejor que ni se meta. Yo tengo una ventaja enorme: fui el diputado que menos gastó en campaña, porque la mía solo costó 25 mil dólares. En una cena folclórica, unos amigos me dieron mil, otros trescientos y llegué a la Asamblea como el diputado más votado en el 7-2 en toda la historia, con 15 m il votos.

¿SE DESENCANTÓ DE LA ASAMBLEA?

Para mí fue una tremenda escuela. Conozco más del Código Agrario, el de la Familia, el Administrativo y el Penal. Para llegar a la Asamblea hay que leer para hablar con fundamento.

¿CONSIDERA QUE NO ESTABA DENTRO DE LA CLASE SOCIAL QUE LIDERA LA ASAMBLEA?

Por supuesto. Si se observa, el 90% de los diputados son empresarios o de clase alta.

ALGUNOS LLAMAN A LA ASAMBLEA NIDO DE RATAS...

Es injusto repartir el silogismo. Pero el mismo pueblo tiene la culpa de eso. Una cosa es decir todos y otra es decir algunos, y es lógico que algunos caigan en eso. A mí me ofrecieron 6 millones de dólares en proyectos para cambiarme de partido y no lo hice.

¿SE CONSIDERA UN PERDEDOR?

No me gusta tirarme de mucho; pero en mi caso, quien pierde es el país y el circuito 7-2.