Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Política

Políticos dejan deuda al IMA por $3 millones por las Jumbo Ferias

A 19 días de dejar el cargo, directivos del IMA niegan quiénes son los morosos o qué esfuerzos se han hecho para cobrar la factura

Desde septiembre del año pasado, diputados, representantes, alcaldes, gobernadores y otros funcionarios de este gobierno adeudan al Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) más de $3 millones en concepto de créditos para el abastecimiento de Jumbo Tiendas.

A solo 18 días del cambio de gobierno, los morosos no han cancelado, no existen arreglos de pago ni muestras de intención de pago, reconoció el propio subdirector del IMA, Óscar McKay.

‘Independientemente de que estos políticos se hayan reelegido o no, cada uno debe ser responsable de la deuda contraída y deberán cancelarla’, añadió McKay.

ACUMULACIÓN

En 2011, el gobierno de Ricardo Martinelli puso en funcionamiento las Jumbo Ferias con el objetivo de ofrecer al pueblo productos de la canasta básica alimenticia a un bajo costo.

Las ferias causaron gran impacto en la población. Entonces surgió la idea de crear las Jumbo Tiendas, que venderían los mismos productos a los mismos precios, pero de forma permanente.

Observando las ventajas que podría representar para su imagen, diputados, alcaldes y representantes, muchos de los cuales buscarían la reelección, se acercaron al IMA para solicitar la instalación de las tiendas en sus comunidades, independientemente de que fueran rentables o no.

Tanto la oposición como la sociedad civil tildaron las medidas como ‘políticas clientelistas’.

A cada tienda se le expedían créditos de hasta $10 mil que los funcionarios recibían a consignación; es decir, lo que se vende se paga y lo que no, se devuelve. Sin embargo, los funcionarios ni devolvían la mercancía ni abonaban a los saldos.

‘Actualmente, el IMA cuenta con una cifra de difícil cobro y hasta la fecha no se ha hecho ningún arreglo de pago o intento de cancelación’, comentó McKay.

RECUPERACIÓN

Según el subdirector de la institución, todos los funcionarios a los que se les concedía la consignación tenían que firmar un contrato en el que asumían el papel de representantes y garantes legales ante el IMA.

‘Nosotros apelamos inicialmente que se llegue a un arreglo de pago entre las partes’, señala el funcionario. En caso de que no se pueda llegar a ninguno, ‘entonces procedemos a enviar la morosidad al juzgado ejecutor, que tiene el poder coactivo para cobrar las deudas’, añadió.

SECRETO MEJOR GUARDADO

Cuando La Estrella de Panamá quiso conocer quiénes son los políticos morosos y cómo se desglosa la deuda, el subdirector del IMA respondió: ‘Yo no manejo esa información’ y para obtenerla, se requiere de una serie de trámites burocráticos. Para empezar, hay que enviar una carta al director, Jorge Ábrego, que debe responderle, precisó.

Se intentó conversar con Ábrego, pero no respondió aunque se le esperó en su despacho por casi tres horas. Sus subalternos dijeron que sería el subdirector Óscar McKay quien atendería, pero como ya lo hizo Ábrego antes, éste negó la lista de deudores.