Temas Especiales

24 de Jul de 2021

Política

Defensa de Pérez demandará por videos

Ronier Ortíz, uno de los abogados, advirtió que ‘para sacar esas fotos se tuvo que haber traspasado el sistema de seguridad carcelario’.

Defensa de Pérez demandará por videos
Equipo de defensa de Gustavo Pérez.

El equipo de abogados que defiende al exdirector del Consejo de Seguridad Gustavo Pérez advirtió ayer que tomará medidas contra los funcionarios que autorizaron la difusión de las imágenes y videos que muestran a su cliente en las instalaciones del Centro Penitenciario La Gran Joya, donde cumple medida preventiva por el caso de los pinchazos telefónicos.

Ronier Ortíz, uno de los cuatro abogados que integran el equipo del también exdirector de la Policía Nacional, advirtió que ‘para sacar esas fotos se tuvo que haber traspasado el sistema de seguridad carcelario’.

‘¿Quién dio esa autorización?’, se pregunta.

El ministro de Gobierno, Milton Henríquez reconoció ayer que en efecto las fotografías salieron del Sistema Penitenciario. Alegó que se habían hecho acusaciones infundadas contra el sistema que solo se podían descartar con pruebas documentales como estas.

El abogado sustenta la inocencia de Pérez ‘en que entre las 130 páginas que tiene en su poder la Fiscalía, que justifican la detención preventiva, no aparece un solo testigo que lo señale que pinchó su teléfono’ mientras este estuvo en el cargo por cinco meses.

Los pinchazos, agregó, ‘emanan del correo electrónico de Ismael Pitty, pero de él no ha dicho nada el fiscal auxiliar’.

Mientras que Pérez está preso desde el 16 de enero, Julio Moltó y Olmedo Alfaro, quienes también desempeñaron el cargo de directores de esta entidad durante el periodo presidencial de Ricardo Martinelli, no están imputados y gozan de libertad, lo que hace pensar que se trata de un ‘caso político-jurídico’, dijo.

Recientemente, la defensa de Pérez apeló ante el Tribunal de Apelaciones y Consultas una fianza que el Juzgado Tercero Municipal le negó.

Ortíz alega que el testigo protegido, columna vertebral de las acusaciones de la fiscalía, ya declaró que en los últimos dos años los encargados de pinchar los teléfonos fueron dos personas y que lo hicieron clandestinamente.

‘El mismo testigo excluye de responsabilidad a Gustavo Pérez. Pero el Ministerio Público vira la cara’, dijo.