Panamá,25º

19 de Nov de 2019

Política

Otra querella contra Gustavo Pérez, ahora por acoso y amenazas

Las investigaciones que realiza la Fiscalía Undécima determinaron que parte de las amenazas salieron de un teléfono en poder del exfuncionario

Gustavo Pérez está detenido desde el pasado lunes 12 de enero.

Gustavo Pérez, detenido en la cárcel La Gran Joya, puede enfrentar otra investigación en su contra. En esta ocasión, por los posibles delitos de acoso y amenazas en contra de Isabella Stanziola, testigo en el caso de los pinchazos telefónicos.

La Fiscalía Undécima de Circuito investiga la denuncia penal que presentó Stanziola por diversas amenazas, recibidas por mensaje de WhatsApp en su teléfono móvil, de números desconocidos, luego de que saltara a la luz pública por el caso de los pinchazos.

El pasado viernes, Stanziola se apersonó a la Fiscalía, que logró determinar, según dijo, que uno de los números usados para enviar los mensajes, era usado por Pérez. Los otros números son de personas que rodeaban al exfuncionario.

Aracelys Vargas, abogada de Stanziola, dijo que mañana acudirá a la Fiscalía a ver el expediente y empezar a trabajar en las acciones legales que corresponden.

Stanziola había presentado una denuncia en la que pedía investigar las amenazas en su contra.

‘En vista de que la Fiscalía ha logrado identificar a los responsables, ahora, se podrán presentar las acciones legales en contra de las personas que directa e indirectamente estuvieron o están relacionadas con las amenazas’, dijo Vargas.

Stanziola aseguró que la Fiscalía comprobó que algunas de las amenazas salieron de teléfonos que estaban ubicados dentro del perímetro de la empresa Panamá Ports, donde laboraba Pérez.

Desde el pasado lunes 12 de enero, Pérez y Alejandro Garuz, exdirectores del Consejo de Seguridad Nacional, están detenidos por su posible vinculación con el espionaje telefónico durante el gobierno pasado. Ambos fueron detenidos en un operativo en horas de la madrugada. En la residencia de Pérez, además, encontraron armas de uso militar. A Pérez también se le vincula con la compra del equipo de espionaje a una empresa israelí.

INTENTO DE ‘HACKEO’

‘Me siento acosada y eso afecta mi salud, trabajo y mi vida personal’, dijo Stanziola, quien añadió que han intentado hackear su computadora y su cuenta de gmail. Los últimos intentos se produjeron el pasado sábado.

Los piratas cibernéticos hacen ver que son máquinas ubicadas en Europa, cuando en realidad se encuentran en Panamá, dijo un técnico que revisó los movimientos irregulares de la computadora personal de Stanziola.

Estas irregularidades han sido puestas en conocimiento de la Fiscalía Undécima.

Stanziola pidió al Ministerio Público oponerse a cualquiera medida de excarcelación a favor de Pérez, en vista de que teme por su vida. Su preocupación se basa en las declaraciones de Pérez, en el sentido de que estaría dispuesto a colaborar con las autoridades judiciales si le cambian la detención preventiva a casa por cárcel. Stanziola, además, se quejó de que el Ministerio Público le prometió, cuando declaró en contra de Pérez. seguridad como condición de testigo y, a la fecha, no lo han hecho.