11 de Ago de 2022

Política

CD fija su aspiración en elección del 2019

El partido recorre un camino similar al del PRD, pero los analistas no se atreven a asegurar que, en cinco años, su suerte será la misma

CD fija su aspiración en elección del 2019
El partido opositor definió este domingo su hoja de ruta para la renovación.

Una coincidencia de hechos políticos nos lleva a comparar el camino por el que atraviesa Cambio Democrático (CD) con una situación similar que vivió el Partido Revolucionario Democrático (PRD) después de la invasión estadounidense a Panamá.

Cinco años y un proceso de transformación interna llevaron al PRD a recuperar el poder y ganar en las urnas la Presidencia de la República. El tiempo les permitió borrar los señalamientos de ser un partido ligado al régimen militar y ganarse el apoyo popular

Por ahora no se sabe si CD logrará hacer lo propio y llegar al solio presidencial en el 2019. El partido está herido, muchos de los directivos del colectivo creado por Ricardo Martinelli enfrentan procesos judiciales.

Proporciones guardadas, tal como le sucedió al PRD en la década del 90, hoy algunas figuras del gobierno de CD están detenidas: Guillermo Ferrufino, Rafael Guardia, Gustavo Pérez y Alejandro Garuz; otros tienen medidas cautelares como impedimentos de salida del país.

El presidente de CD y expresidente de la República, Ricardo Martinelli, vive en un autoexilio. Las investigaciones judiciales y la lejanía de su único líder no han detenido al colectivo.

Tras casi un año de la derrota en las urnas, CD prepara el camino para la reestructuración. También coinciden en que el PRD y CD fueron vencidos por un candidado del panameñismo —Guillermo Endara y Juan Carlos Varela, respectivamente—.

La renovación interna es la primera apuesta de los líderes de CD. Ya trazaron la hoja de ruta. Empezaron el domingo pasado. Convocaron para el 25 de octubre, con elección de juntas directivas de corregimiento, representantes de las secretarías de la Mujer y la Juventud, así como convencionales nacionales.

La apuesta es lograr un partido fortalecido.

CD EN OPOSICIÓN

‘Son los únicos que están haciendo oposición', plantea Jaime Porcell, quien advierte que CD podría sorprender en las elecciones del 2019.

La apuesta de CD es igual a la del PRD, en 1991, cuando renovó su estructura orgánica y al final los resultados fueron positivos y alcanzaron la Presidencia. ‘Pérez Balladares se separó y presentó algo distinto al régimen militar', asevera Menalco Solís, analista político.

Al mismo tiempo, dice que no tienen una bola de cristal para descifrar el futuro, tampoco puede asegurar que Martinelli y Roux puedan hacer renacer el CD hasta llegar a la Presidencia. Lo que sí es seguro es que participarán en los comicios del 2019.

Ante esta realidad, figuras como Rómulo Roux y Aníbal Galindo son vistos por Solís, como presidenciables.

Martinelli, en una intervención por Skype el domingo, pidió a sus copartidarios no escatimar esfuerzos en reorganizar el partido y buscar los votos en todo el país.

==========

PRESIDENTE ENCARGADO DE CD

Roux no está reconocido por el TE

El presidente encargado de Cambio Democrático (CD), Rómulo Roux, no es reconocido por el Tribunal Electoral (TE) en el cargo.

Así quedó en evidencia en la Resolución 46 del 23 de abril, publicada en el Boletín Electoral N° 3764.

Para reconocer a Roux en el cargo, el TE le solicitó a CD formalizar ante esa instancia cualquier cambio en su junta directiva.

Fue el propio Roux quien informó que el presidente de CD, Ricardo Martinelli, le había entregado una carta en la que ordenaba delegar algunas funciones como presidente encargado.

Roux, secretario; y Alma Cortés, subsecretaria de CD, comunicaron al TE la ‘necesidad de eliminar' miembros del Directorio Nacional del colectivo a los directores principales y suplentes Jorge Ricardo Fábrega y Antonio Núñez. En respuesta a este trámite, los magistrados respondieron que no estaban reconocidos oficialmente.

Los magistrados acordaron denegar la solicitud de Roux y Cortés, al mismo tiempo que informaron que no estaban reconocidos oficialmente en los nuevos cargos dados por el presidente del colectivo.