Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Política

Magistrado Benavides, en triangulaciones sospechosas

Es el mismo magistrado que está denunciado por supuesta corrupción y pedofilia, caso que procesa la Asamblea Nacional.

Magistrado Benavides, en triangulaciones sospechosas
Víctor Benavides a su lado Lizka Pinilla, de saco chocolate, y de gris, Anabelle Padilla.

En los últimos meses, las acusaciones por corrupción aparecen por montones en los periódicos, pero hay una fórmula de la que poco se habla o no se le presta atención: la triangulación entre las instituciones del Estado.

Para muestra, un botón. Lo que parece suceder entre tres despachos públicos: la Dirección de Contrataciones Públicas, el Tribunal Administrativo de Contrataciones Públicas (TACP) y la Sala Tercera de la Corte Suprema.

Un reciente acto para inaugurar el Centro de Investigación y Documentación de Contrataciones Públicas (Cidcop) —que hasta ahora no pasa de una página web en construcción— levantó las cejas a algunos empresarios que hasta ahora empiezan a tener idea de por qué en la mayoría de los casos pierden los actos públicos.

Los empresarios —que pidieron no ser identificados, según ellos para evitar represalias— fueron advertidos de que el pasado 22 de abril apareció una figura que conecta a las tres oficinas mencionadas: Lizka Pinilla, prima hermana del magistrado de la Corte Víctor Benavides Pinilla (en la fotografía aparece sentada en primera fila, vestida con saco chocolate).

Es el mismo magistrado que está denunciado por supuesta corrupción y pedofilia, caso que procesa la Asamblea Nacional.

En aquella fecha, 22 de abril, el magistrado Manuel Cupas Fernández, presidente del Tribunal Administrativo de Contrataciones Públicas, encabezó una ceremonia realizada en un salón del hotel El Panamá, para supuestamente inaugurar el Cidcop.

Un grupo de funcionarios acudió al citado evento, principalmente los jefes de compras de oficinas gubernamentales. Durante el acto, muchos pensaron que se cortaría una cinta inaugural y luego se entraría a una oficina física repleta de libros, memorias, computadoras y demás enseres bibliográficos que se encuentran normalmente en un centro de documentación. Pero la mayor parte de la concurrencia no ocultó su sorpresa cuando se percató de que solo se trataba de una página web en construcción, con deficiencias y carente de elementos atractivos (visitar www.cidcop.gob.pa ). ‘Es una plataforma virtual en etapa incipiente de demostración', observó un experto en informática.

Es que desde el año 2012, Lizka Pinilla, la prima hermana del magistrado Benavides Pinilla, fue designada como consultora del Cidcop por la magistrada Anabelle Padilla Lozano, cuando esta fungía como presidenta del TACP. Los emolumentos de Lizka Pinilla son pagados por un préstamo facilitado por un organismo internacional y administrado por la Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP).

Los empresarios quejosos ahora caen en cuenta de que, cada vez que pierden sus casos en la DGCP, sus apelaciones ante el TACP son rechazadas. Y cuando, como recurso final e inapelable, presentan demandas ante la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo de la Corte, esos expedientes son recibidos por el magistrado Benavides Pinilla y finalmente ser objetados de plano.

Hasta hace pocos días, la DGCP estaba a cargo de Jindriska Barakat, quien, desde su posición formal de subdirectora, fungió desde el 1 de julio de 2014 (cuando inició la administración Varela) como directora general ‘encargada'. Jindriska es hermana de Jorge Barakat, actual administrador general de la Autoridad Marítima de Panamá. Ambos hermanos son miembros del partido Panameñista, actualmente en el poder.

Recientemente, el presidente Juan Carlos Varela designó a Eduardo Corro Pérez como jefe en propiedad de la DGCP mientras Jindriska Barakat estaba de viaje oficial por Estados Unidos.

Los aludidos empresarios entregaron a La Estrella de Panamá una foto tomada el día del acto en mención. Lizka Pinilla está sentada en primera fila flanqueada por su primo hermano, el magistrado Benavides Pinilla, y la magistrada Padilla Lozano, cuyo periodo en el TACP venció en febrero pasado, pero el presidente Varela todavía no se decide —sin explicación alguna— a designar al reemplazo.

‘Esas tres figuras juntas representan las causas permanentes de derrotas y de nuestras permanentes desgracias', precisaron los empresarios.

Durante tres años, Lizka Pinilla ha ejercido esa consultoría mientras únicamente se preparaba una sencilla e insípida página web.

Como parte de su consultoría, Lizka Pinilla ha viajado varias veces a Alicante (al sur de la Comunidad Valenciana, en España), donde presumiblemente se halla una universidad que asesora al TACP.

==========

VÍCTOR BENAVIDES

Sala de lo Contencioso Administrativo, Corte Suprema de Justicia

El magistrado fue denunciado por corrupción y pedofilia.

La Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional recomendó acoger la denuncia.