Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Política

“La actual dirigencia del CD debe apartarse de sus cargos”, Miguel Bush

Lo que debe hacer el CD, insiste Bush, es ‘hacer una oposición constructiva al gobierno de Juan Carlos Varela'.

“La actual dirigencia del CD debe apartarse de sus cargos”, Miguel Bush
El dirigente político dice que deben dar oportunidad a otros dirigentes de Cambio Democrático (CD).

Ya es tiempo de que la actual dirigencia del partido Cambio Democrático (CD) se separe de sus cargos y deje abierta la puerta para el surgimiento de nuevas figuras, señaló el exlegislador Miguel Bush.

Según Bush, la dirigencia del partido lleva ‘un año perdido', tratando de defender a quienes están procesados por su participación en actos de corrupción durante la pasada administración.

Bush, quien fue miembro del Partido Revolucionario Democrático (PRD) por más de tres décadas y legislador en tres periodos, se inscribió en el CD en el año 2012 y afirma que tiene ‘vida activa' en el colectivo que hoy está en oposición.

El exlegislador dice que hasta el propio Ricardo Martinelli, fundador del CD, debe apartarse del partido hasta que se aclaren todas las acusaciones en su contra.

Recordó que todos los miembros del CD involucrados en procesos judiciales tienen sus correspondientes abogados y es a ellos a quienes corresponde defenderlos y no al partido.

Lo que debe hacer el CD, insiste Bush, es ‘hacer una oposición constructiva al gobierno de Juan Carlos Varela'.

El veterano político aclara que él no aspira a ocupar ninguno de los cargos de los actuales dirigentes, entre los cuales mencionó a Alma Cortés, Rómulo Roux, Mario Miller y Luis Eduardo Camacho, pero insiste en que deben separarse porque no están conduciendo el colectivo de la mejor manera.

Bush dice pertenecer a un grupo interno del CD que tiene presencia nacional, el cual se negó a identificar. Solo se refirió a Rodrigo Sarasqueta, quien ocupó el cargo de jefe de seguridad del expresidente de la República y máximo líder del colectivo, Ricardo Martinelli.

En la medida en que se logre que la actual dirigencia se separe de sus cargos, se abrirá espacio para nuevas figuras del partido que pueden ayudar a levantarlo.

Bush insistió en que el CD cuenta con más de 400 mil adherentes, muchos de los cuales son personas dignas y con capacidad de liderazgo. ‘El hecho de que se acuse a algunos dirigentes de malos manejos no significa que todos sean corruptos', dijo.