Temas Especiales

26 de Ene de 2023

Política

Varela se pone en “primera línea” para hacer despegar su gobierno

En diez días, el presidente ha intensificado apariciones como cortes de cinta, primeras paladas de megaobras públicas y se ha prodigado en nuevas promesas

El presidente Juan Carlos Varela ha decidido poner el pie en el acelerador para hacer despegar su gobierno, tal vez presionado por la caída de su popularidad en las encuestas. En los últimos días, ha dirigido personalmente al menos un acto público por día, anunciando, en cada uno de ellos, nuevas y grandes obras, entregando órdenes de proceder a megaproyectos y pagando subsidios.

Es una maniobra para salir del atolladero mediático en el que ha quedado sumergido después de un primer año de gestión volcado, principalmente, a las denuncias de corrupción de la administración Martinelli, dicen algunos analistas..

‘El punto es que ya no basta con poner a los (supuestos) corruptos en la cárcel', explica el exministro Menalco Solís. ‘La gente está demandando respuestas, pero creo que el mandatario está actuando a su tiempo, con pie de plomo', añade.

Al ritmo de trabajo elegido, y sin mayores sobresaltos políticos, la gestión varelista llegó en septiembre a su mínimo de 52% de aprobación, tras rozar apenas la primera cuarta parte de su período.

Las cifras son levemente inferiores a las registradas un año y medio después por Martín Torrijos (después de un mes de protestas por parte de gremios y sindicatos), pero distan del 70% que mantenia Martinelli, en medio de una muy parecida vorágine de compras que hoy Varela emula.

La coyuntura ha empujado a bandos del propio oficialismo a reconocer la falta de eficacia en el Gabinete.

‘Hay ministros que deben tomarse un café para que laboren con energía', sostuvo en agosto el expresidente de la Asamblea, el panameñista Adolfo Valderrama a La Estrella de Panamá.

‘A veces es mejor lento, pero sí deben acelerar la máquina todos, desde el Contralor hasta los ministros', coincidió el influyente diputado José Luis Varela.

VIENTO EN POPA

Así, en un mismo día, el mandatario puso en marcha la línea dos del metro (tras cinco meses de haberla licitado por $1,800 millones) y luego, en Divisa, anunció la construcción de un Instituto Agropecuario.

Cuatro días después, entregó personalmente becas del Ifarhu en San Miguelito y justo después, se fue a Colón, a la fiesta que organizó para poner en marcha, por segunda vez, las obras de renovación urbana y las del puerto libre de impuestos, por la suma de $600 millones.

Posteriormente, pidió perdón a los indígenas de Madungandí por la inundación de comunidades para la construcción del Bayano. Además, puso en marcha $89 millones en concesiones de agua potable en San Miguelito. También inauguró el Corredor Norte y ha anunciado planes para un cuarto puente sobre el Canal, un plan de turismo para Capira y la construcción de una nueva barriada en el barrio de Vacamonte.

Tras estas agotadoras jornadas, TVN reportó que la aceptación de Varela había aumentado ocho puntos porcentuales.

El politólogo Richard Morales cree que la lectura del gobierno es que ‘hay baja popularidad por los problemas de comunicación'. ‘Sienten que no expresan bien lo que hacen, y por eso la tesis de que hay que poner al presidente en primera línea, que amplíe los esfuerzos'.

Pero, insiste, ‘es un error' de cálculo. ‘La baja popularidad realmente tiene que ver con una incapacidad demostrada para atender los problemas del país. Son incapacidades estructurales, propias del desgaste del sistema', agrega Morales.

El secretario de Comunicación del Estado, Manuel Domínguez, prefirió no referirse al tema. ‘Respetamos todas las opiniones, mas el Ejecutivo no acostumbra a calificar encuestas', indicó.

LA CIENCIA DETRÁS

Varela ha respondido con licitaciones, cortes de cinta y promesas para, piensa el exministro Solís, evitar hacerle caso a los ‘ataques' de los frágiles bloques políticos que se le oponen.

Según Solís, ‘el Presidente está cargando con un problema, el manejo de la deuda y tiene que ver qué hace. A (Guillermo) Endara le pasó igual, y su popularidad se fue al piso', dijo.

Al cabo de cinco años, el gobierno de Martinelli incrementó la deuda pública del Estado en 117%, al margen de $3,400 millones en proyectos llave en mano, que complicarán los presupuestos hasta 2018.

Así, por ejemplo, el ministro de Obras Públicas, Ramón Arosemena, ha reconocido que no puede ejecutar todas las obras que planeó, aunque los empresarios le piden retomar el plan de inversiones de la red vial de la capital, que Martinelli dejó andando (y que hoy son objeto de investigación).

En ese contexto, Varela ha roto el acuerdo de liberar de peaje las autopistas de la urbe, para que con ellas se financien las nuevas obras viales.

Pero este argumento no convence al politólogo Morales: ‘el gobierno está ejecutando casi todos los proyectos de campaña. Lo que pasa es que su plan de gestión fue insuficiente'.

==========

‘El presidente está intentando cumplir con su agenda sin responder a los ataques',

MENALCO SOLÍS

EXMINISTRO

==========

‘Varela intenta cubrir su caída con nuevas promesas, pero no atiende problemas profundos',

RICHARD MORALES

POLITÓLOGO