Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Política

Bancada del CD vive un “transfuguismo disfrazado”, Cortés

La mitad de la bancada del partido Cambio Democrático muestra apoyo al oficialismo

Tras 17 meses de haber iniciado el actual periodo constitucional, la junta directiva del partido Cambio Democrático (CD) no ha podido controlar a su bancada en la Asamblea Nacional, conformada por 25 diputados.

La primera muestra de rebeldía de los diputados de CD se registró durante la elección del presidente de la Asamblea, cuando desafiaron la línea y el mandato del propio Ricardo Martinelli, máximo dirigente del partido, y apoyaron al candidato oficialista, el diputado Rubén De León.

La última actuación que alertó a la directiva de CD fue la reunión de doce de sus diputados con el presidente de la República, Juan Carlos Varela.

Alma Cortés, subsecretaria general del colectivo, reconoce que hay una crisis interna y asevera que los diputados, prácticamente, son ‘agentes libres'.

Durante el mandato presidencial de Martinelli, el oficialismo mantenía una desventaja en el pleno legislativo. Entonces se generó el transfuguismo promovido por CD que se convirtió en la bancada más grande del hemiciclo legislativo.

En el quinquenio que se inició en julio de 2014 el panorama no varió. El oficialismo no controla el pleno. En números, la oposición es mayoría, pero en las votaciones los que dominan son otros.

Cortés dice que viven ‘un transfuguismo disfrazado'.

Los diputados de CD no están haciendo oposición desde el pleno de la Asamblea. Algunos apoyan abiertamente al oficialismo y otros no cuestionan las propuestas del oficialismo ( ver tabla ).

La diputada Marylín Vallarino, quien recientemente visitó a Martinelli en Miami, dice que esperan que las cosas cambien con la elección de la nueva directiva.

En un tono más severo, Noriel Salerno cuestionó la manera en que se maneja actualmente la directiva de CD. Dice que Alma Cortés y Luis Eduardo Camacho, así como las personas que están a su alrededor, ‘reciben plata del partido'.

BANCADA INERTE

Aunque hay por lo menos doce que se mantienen distantes del oficialismo, su gestión legislativa no deja de ser parca.

Al momento de una propuesta en la Asamblea Nacional cuya génesis esté en el Ejecutivo, los diputados solo votan en contra, pero muy pocas veces las cuestionan. No piden verificación del quórum ni de las propuestas y, la mayoría de las veces, al momento de ejercer el derecho al voto, se retiran del recinto legislativo.

Las diferencias entre la directiva de Cambio Democrático y sus diputados tiene su génesis, en parte, en el manejo de Cortés y de Camacho, así lo ha manifestado el diputado Mario Miller, uno de los vicepresidentes del colectivo que se mantiene fiel a Martinelli.

Los que quedan fieles al partido se aferran a cambios con la elección de la directiva, convocada para el mes de abril.