26 de Feb de 2020

Política

Cambio Democrático busca consolidarse como opción electoral del 2019

Los candidatos presidenciales han salido a la calle a buscar el voto de confianza de su membresía y ganar nuevos adeptos para el partido

Cambio Democrático busca consolidarse como opción electoral del 2019
El partido Cambio Democrático informó que en la jornada de inscripción logró 7,210 nuevos adherentes .

El fin de semana ha sido muy agitado y activo para las fuerzas del opositor Cambio Democrático (CD) que busca consolidarse como una opción electoral rumbo a los comicios de mayo de 2019.

Después de la liberación de Guillermo Ferrufino, la capacitación de la escuela de líderes y la captación de nuevos miembros han sido algunas de las acciones realizadas en menos de 72 horas por el CD.

El partido se encuentra ‘herido' por las investigaciones en contra de su presidente, Ricardo Martinelli, —y parte de su gabinete como lo es a José Raúl Mulino, Frank De Lima, Alma Cortés y Porfirio Ellis'. Sin embargo, a dos años de salida del poder hasta la fecha la justicia no ha podido concluir con los procesos por corrupción.

LOS LÍDERES DE CD

Cada uno está busca el apoyo de los adherentes del partido

Rómulo Roux.

José Raúl Mulino.

Frank De Lima.

Porfirio Bolita Ellis.

Alma Cortés.

Lo que ha sido utilizado por la dirigencia para alegar que se ha desatado una ‘persecución política'. Cada uno de los antes mencionados, que son parte del abanico de opciones que estará ofertando el partido como presidenciables, al momento de su salida de la celda preventiva han aseverado que será el nuevo presidente de Panamá.

Convencer a los 359,430 inscritos en el partido, hasta febrero de 2016 según datos del Tribunal Electoral, es la misión que tiene cada uno de los considerados presidenciales.

Cada uno ha emprendido el caminar por todo el país, y aprovechando la aceptación del partido en las encuestas, para tener el voto de confianza de la membresía cuando llegue el momento de las primarias y se elija al candidato que presentará CD en las elecciones de mayo de 2019.

‘Voy a ganar la primaria y voy a ser presidente, para bien del país, con sentido de visión, de carácter, de liderazgo y poner mi poca experiencia en la vida, que no ha sido tan poca nada, al servicio de la nación panameña y de los panameños', aseguró Mulino, quien confirmó sus aspiraciones a la silla presidencial el, jueves 21 de abril, día en que abandonó la celda en la Policía Nacional.

Por su parte, Frank De Lima ha estado recorriendo el país para conocer las necesidades de cada uno de los panameños. No descarta mantenerse en la directiva del colectivo e impulsar que el partido recupere el solio presidencial en los comicios electorales del 2019.

Rómulo Roux, uno de los pocos dirigentes del partido y miembros del gobierno de Martinelli, que no enfrenta ningún proceso judicial se ha reunido en cada rincón del país con miembros del colectivo en búsqueda de tener la simpatía de la membresía.

Su último recorrido fue en la provincia de Chiriquí.

OTROS OJOS

Los analistas políticos y de mercado no pierden de vista los movimientos que realiza CD, el tercer partido con mayor adherentes en el país.

Richard Morales, docente y politólogo, ven en el ambiente interno de CD dos perspectivas: una el ambiente típico de un partido con miras a las primarias y otro que el partido sigue liderado por Martinelli.

Morales asegura que la activación de CD ‘cobra relevancia y responde a los sondeos positivos. Aprovechan para acumular fuerzas a las primarias'.

La otra cara de la moneda —asegura Morales— es que el partido sigue respondiendo a Martinelli y ninguna de las facciones le disputa el liderazgo. ‘Cada facción trata de mostrarse a Martinelli como el más potable', destaca.

En tanto, Jaime Porcell ve que el partido se ‘está preparando para las elecciones de mayo de 2019' y cree que todos los movimientos en el colectivos se están aprovechando la aceptación entre los panameños que se muestra en las encuestas. ‘Para el 2019 aún falta bastante', destaca.

CD es el partido más joven que llegó a gobernar el país.