Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Política

Emisoras rechazan descuento del 30% para los políticos

Los diputados proponen que las radioemisoras y televisoras les otorguen un descuento a quienes aspiran a ser electos para ocupar un puesto público

Emisoras rechazan descuento del 30% para los políticos
La Comisión de Gobierno debate el proyecto de ley que dictará la ley electoral.

Una nueva propuesta de modificación al paquete de reformas electorales que otorga un descuento del 30% a los políticos en las tarifas de propaganda en las emisoras y televisoras es rechazada por la Asociación Panameña de Radiodifusión (APR).

Pedro Solís, presidente del grupo, la califica de ‘antidemocrática y atentatoria contra la libre empresa'.

Según la propuesta, durante el periodo de elecciones los diferentes candidatos tendrán un descuento del 30% sobre las tarifas.

Este descuento, precisa, se hará en base a las tarifas regulares publicadas en la página web de cada medio al 31 de diciembre del año anterior.

PROYECTO POLÉMICO

Pauta y propagada electoral inquietan a los medios

Los medios de comunicación presentaron modificaciones que no se han tomado en cuenta.

La APR reclama una reunión con el presidente de la Asamblea Nacional, para discutir el tema.

El descuento para los candidatos aplicará en las propagandas políticas que se pauten solamente durante el periodo electoral.

Los diputados Quibián Panay, José Muñoz, Luis Barría, Agustín Sellhorn, Rubén Frías, Carlos Puga y Juan Serrano son signatarios de la propuesta, que busca que se modifique el artículo 41 del proyecto de ley 292.

Los diputados proponen que las radioemisoras y televisoras den a todos los candidatos ‘un beneficio único, igual y lineal' de 30% sobre las tarifas de compra regulares publicadas en la página web de cada medio al 31 de diciembre del año anterior a las elecciones.

El pasado 1 de marzo, los representantes de los medios de comunicación entregaron una misiva a los magistrados del Tribunal Electoral en la que hacían recomendaciones sobre al menos cinco artículos.

En lugar de usar la redacción del artículo anterior —presentado en primera instancia por los magistrados del Tribunal Electoral y ahora por los diputados—, se propuso que las ‘radioemisoras y televisoras otorgaran a todos los partidos políticos, candidatos de libre postulación, Tribunal Electoral y Fiscalía Electoral, un beneficio único, el cual será fijado de común acuerdo entre las partes, sobre las tarifas de compras regulares publicadas en la página web de cada medio al 31 de diciembre del año anterior a su aplicación'.

La propuesta será debatida en la Comisión de Gobierno la próxima semana, luego de que el debate fuera suspendido hasta el próximo miércoles.

El diputado Panay, presidente de la Comisión de Gobierno, dice que la propuesta fue consensuada con los medios de comunicación.

DE VIEJA DATA

La intención no es nueva. Pedro Solís, presidente de APR, recordó que desde 1990 los magistrados Erasmo Pinilla y Eduardo Valdés Escoffery han intentado incluirla.

‘Los candidatos políticos son clientes que cada cinco años usan los medios para promover sus candidaturas. Los medios no viven de las candidaturas, sino de los clientes frecuentes', puntualizó Solís, quien espera que el presidente de la Asamblea, Rubén De León, los reciba y puedan presentar sus objeciones.

‘Va contra la libre empresa. No es correcto que una entidad del Estado regule una actividad propia de la empresa privada. Además, es antidemocrática', reclamó Solís, quien recordó que los mismos magistrados insisten en la propuesta.

Atenógenes Rodríguez, directivo del Consejo Nacional de Periodismo, advierte que es muy temprano para analizar la propuesta y esperará la próxima semana para emitir un criterio.

El Tribunal Electoral estima que el subsidio electoral para el quinquenio 2014-2019 será de $100 millones. De estos, $60 millones serán para la contienda electoral. En tres meses, se manejará $36 millones en publicidad.

En la Asamblea se insiste en que se permita la opción de utilizar dinero privado para la propaganda.

Aunque se mantiene la opción de que los políticos utilicen la televisión y radio pública para la publicidad electoral.